Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
31 Jul 2020(18:42:44)


Imprimir

-Hay 50 en el Centro Histórico, pero solo 35 permanece abierto.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-La crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus afectó ya a los 50 estacionamientos que oficialmente se ubican en el llamado Centro Histórico de esta ciudad, al desplomarse hasta en un 70 por ciento luego que más de la mitad se encuentran desolados por la falta de clientes, derivado a su vez por el cierre parcial de los puentes internacionales.

Estos estacionamientos públicos antes de la pandemia daban servicio a unos tres mil vehículos en una sola entrada de 15 pesos, lo que generaría unos 45 mil pesos en solo una hora de servicio en caso de estar todos los cajones ocupados, pero de ese total solo un 70 por ciento permanece abierto, el resto está cerrado.

Pero ahora la situación es diferente porque la mayoría de los estacionamientos lucen vacíos o con pocos vehículos, ya que las personas que acostumbran dejar sus vehículos, vienen de Laredo a una consulta médica, o de Nuevo Laredo van a esa ciudad a vender plasma, a quienes las autoridades de la Aduana estadounidense sí las dejan cruzar.

Se ubican en lo que se llama el primer cuadro de la ciudad, que abarca desde el puente internacional uno hasta la plaza Hidalgo, pero unos cobran por día, otros por hora y otros más por diferentes cuotas, “pero todos estamos en crisis, al igual que todos los comercios de este sector de la ciudad, porque todo está cerrado y todo está en crisis”, apuntó Higinio Ibarra Murillo, propietario de uno de los estacionamientos, ex consejero de la Cámara de Comercio y vocero de los comerciantes del centro de la ciudad.

Dijo que al igual que el comercio organizado, los estacionamientos atraviesan por una difícil situación, al no tener suficientes clientes.

“Todo cliente tiene la necesidad de poner sus autos en alguna parte porque sale muy caro dejarlo en las calles sin protección, pero tenemos que dar mantenimiento a las personas que nos apoyan, y no dejamos de abrir ningún día, aunque no tenemos mucho contacto con la gente debido a la pandemia”, explicó.

Debidamente protegido con cubrebocas, Ibarra atiende de manera personalizada a cada uno de sus clientes, los que dijo, son habituales de muchos años, por lo que su negocio es de los más solicitados, aunque no tanto como antes de esta pandemia.

“La gente mexicana ya no va a Laredo, y esto hace que el 60 o 70 por ciento de los estacionamientos no tengamos carros, pero va mucha gente emigrada, ciudadanos, y gente que va a vender mucha plasma, y a ellos sí los dejan pasar, por lo que nos dejan sus carros por dos o tres horas y regresan a un lugar seguro donde dejar sus carros”, explicó.

Hace 20 años eran solo 25 estacionamientos públicos, pero debido a la apertura de tiendas en la vecina ciudad, y a las facilidades de los regiomontanos y de personas de Coahuila y otros estados cercanos, la cantidad aumentó hasta llegar actualmente a los 50, aunque algunos son más grandes que otros, pero en total suman esos tres mil 500 cajones que alude Ibarra durante la entrevista.


Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account