ANECDOTARIO/JAVIER ROSALES ORTIZ *EL SUPERPODEROSO

0

RELATO 1.-Con la seguridad que lo caracteriza y recién llegado a Tampico para sacar adelante el triunfo de Oscar Pérez Inguanzo, actual alcalde de ese lugar, él fue el blanco de severas críticas por parte de grillos en potencia que en ese tiempo dudaron de su experiencia y de su discreta manera de hacer política.

A los medios filtraron diversas versiones en el sentido de que en el puerto jaibo se hospedaba en lujosos hoteles y que degustaba de los más suculentos manjares en exclusivos restaurantes, por eso le acreditaron el mote de “El Dandy”.

Pero lo que más molesto a sus enemigos es que les leyó la cartilla a todos aquellos que fueron comisionados para empujar por el buen camino esa elección a favor del PRI , a quienes les exigió trabajo y, sobre todo, que hicieran a un lado el chisme, la hipocresía y que probaran su lealtad al partido tricolor.

Con la destreza que se acumula cuando se pisa importantes oficinas gubernamentales que son propensas a la grilla y al golpe bajo, para él fue sencillo como operador político tomar en control de aquel ejercito de priístas que trabajaron por la causa tricolor y así de simple los obligó a que se sacudieran la pereza.

Ni una crítica más se escucho después sobre su trabajo, porque les dejo en claro que Tampico era una plaza difícil para el PRI y que la mala comunicación extermina, consume.

El puso en práctica lo que aprendió durante el gobierno de Manuel Cavazos Lerma, con quién duro seis años en la Secretaria General y otras virtudes, por eso el trabajo que se le encomendó fue como pan comido.

Ahora, casi dos años después, el reapareció pero para un proyecto de mayor tamaño, que era el de sacar le elección federal para el tricolor y lo hizo.

Con su sagacidad movilizó a sus antiguos amigos por todo el estado con la seguridad de que se tenía que cumplir con el propósito del Gobernador, Eugenio Hernández Flores, de que el PRI arrasara en Tamaulipas, como así sucedió el pasado 5 de julio.

Por eso sus bonos se elevaron hasta las nubes y es hoy uno de los funcionarios de la administración estatal que se muestra más feliz que un infante.

Es, el Procurador de Tamaulipas, Jaime Rodríguez Inurrigarro, ahora el blanco de alabanzas y muestras de agradecimiento, pero se dice que el piensa trasladar ese capital hacia la figura de su hijo, Ricardo Rodríguez Martínez, actual dirigente del PRI en Ciudad Victoria.

Por la proeza de su padre a Ricardo se le depara un buen futuro dentro de la política estatal y aunque se puede decir que el chamaco no cuenta con un amplio curriculum, Jaime, como todo buen padre, cumplirá con su obligación de proteger he impulsar a su cachorro.

Y es que hasta antes de que fuera líder del PRI local Ricardo solo contaba con el mérito de haber sido dirigente de los jóvenes del Tecnológico, aunque se debe reconocer que “El pollito” del Procurador es un buen orador, además de inteligente, por lo menos así lo pude apreciar en los eventos partidistas que ha presidido en esta capital.

También, el joven Ricardo posee carisma y con el empuje de su progenitor le será sencillo escalar alguna posición que muchos otros persiguen.

Por eso vale la pena ser el hijo.

De un superpoderoso.

RELATO 2.-Vaya que preocupan las estadísticas que manejan las autoridades de Tamaulipas acerca del desempleo para quienes egresan de las carreras universitarias.

Y, cómo no, si dan cuenta de que el 40 por ciento de los jóvenes que pisaron una universidad no encuentran trabajo y, eso, es crítico.

Por ello está bien que por ejemplo la Universidad Autónoma de Tamaulipas busque que la calidad de la educación que imparte alcance la excelencia y que sus autoridades no se agoten al buscar más contactos para garantizar que sus egresados se acomoden en un empleo estable.

Como quiera esa cifra da mucho que pensar.

Y mide el tamaño que registra la crisis.

Correo electrónico: anecdotariorosales@hotmail.com

(Visited 1 times, 1 visits today)