No hablan de Dios, hablan con él

0

Carlos Peña Palacios/EnLíneaDIRECTA

Reynosa, Tamaulipas.- “La capacidad de ellos es igual a cualquier niño tienen mejores capacidades que ninguno de nosotros, tratamos hacer lo mejor que podemos porque son niños de escasos recursos no son niños estimulados en ninguna de sus áreas“ inicio la entrevista la educadora Alejandra Méndez de este Jardín de Niños Especial.

El oficio de educadora pudiera no ser de este mundo, pues ante las adversidades que en casos especiales se presentan hacen posible lo que a la vista de todos es imposible.

¿Qué numero es este Adolfo?
Y el menor con autismo responde 8, luego 2 y ultimo 5 mientras que el niño practica “la agujetas del payaso” frente al reportero.

El autismo, el retraso mental, y las dificultades en el lenguaje para comunicarse con los demás no pasan de la puerta de entrada a este Jardín de Niños, es más, estos términos para ellos es como cosa de niños.

¿Y qué color es este Emanuel? Y el menor con dificultad de lenguaje le atribuye a amarillo el color del triangulo que señala.

Para Fernanda la vida si es como se la pintan, en una escuela normal con amigos de la misma estatura y los deseos de jugar y divertirse. En este lugar también se cuentan las historias que a nosotros los grandes un día nos contaron.

Una sopa de letras pegada en una de las paredes de este Jardín de Niños Especial cuenta que los niños de aquí no hablan de Dios, sino con El.

(Visited 1 times, 1 visits today)