Una familia se salva de morir quemada

0

– Voraz incendio arrasa con tres viviendas.

David Díaz/ENLINEADIRECTA.

Reynosa, Tamaulipas.-Un voraz incendio se registró en horas de la madrugada, donde una familia se quedó prácticamente sin nada, luego de incendiarse su vivienda al igual que otras dos más que se encontraban contiguas; afortunadamente se salvaron de morir quemados en el interior, ya que estaban durmiendo cuando ocurrió el sinistro.

El incendio ocurrió en la esquina de la calle 27 de Septiembre y Callejón 17 de Diciembre, en la casa marcada con el 37, de la colonia 10 de Mayo, donde integrantes de una familia dedicada a la recolección de basura (carretoneros), se salvaran de morir quemados.

Todo se originó derivado que un menor de edad de la familia, dejara una veladora prendida arriba de un estereo electrónico, y conforme se fue consumiendo la cera, penetró el plástico del aparato electrónico, originando de esa manera una fuerte llamarada que terminó en desastre.

Lourdes Castro Pérez, de 27 años de edad, y Josué Hernández Pérez, de 28 años de edad, acompañado de sus tres menores de edad: José Cruz Olivares, de 15 años de edad; Miguel Alexandro Castro Pérez, y Lina Guadalupe Castro Pérez, se encontraban durmiendo en su vivienda, ya que se habían acostado temprano derivado que tenían que ir los menores a la escuela y sus padres ir a laborar como todos los días.

Fue uno de los menores que descubrió que la casa de cartón, madera y bloques se estaba incendiando en uno de los cuartos, por lo que corrió rápidamente a alertar a sus padres y de igual manera sacaron a sus hijos y lo poco que salvaron de sus pertenencias.

En pocos minutos se consumieron tres viviendas, derivado del material que es inflamable, y que amenazara con subsumir mas viviendas a los alrededores, vecinos del lugar con cubetas que llenaron de agua, trataban de sofocar el voraz incendio que tenia de magnitud varios metros hacia arriba, pero fue inútil, hasta que arribaron elementos de los Bomberos.

Lourdes Castro, abrazada de su cónyuge, señaló que todo se derivó a causa de que mandó a uno de sus hijos menores a que pusiera una veladora encendida arriba de una repisa, pero la veladora no tenia nada, es decir, no venia en el clásico formato de vidrio, por lo que su hijo sin pensar, la puso arriba del estereo, y al consumirse toda, origino que el plástico se calentara y se prendiera.

Lamentó la afectada que pasara eso y en especial que se quedaran prácticamente sin nada, es decir perdieron todo su patrimonio que durante años habían adquirido con el trabajo y esfuerzo de ambas parejas.

La pequeña Lina Castro, abrasadita de sus perritos, lloraba inconsolable, ya que señalaba que se le había quemado su uniforme, útiles escolares y que era lo único que le interesaba, ya que ahora no tendría como ir a la escuela que tanto le agrada.

Finalmente los Bomberos, sofocaron el incendio, y se retiraron hasta comprobar que no existiera peligro alguno, las perdidas del incendio fueron totales.

(Visited 1 times, 1 visits today)