Entre Nos/Carlos Santamaría Ochoa *Acciones urgentes

0

No somos economistas, y sabemos que las medidas que se tienen que tomar en esa disciplina no son fáciles, y además, ocasionan mucho malestar, prueba de ello es lo que ha sucedido en el Congreso de la Unión y los comentarios de las fuerzas vivas del país.
Nadie estamos de acuerdo en que se sumen más impuestos, como se dice, para los que pagamos, y no se instrumente una enérgica política fiscal para propiciar que todos, absolutamente todos estemos en la lista de los que sí pagamos.
En ese sentido, habrá que hacer un recuento de las actividades que han llevado a cabo países como Japón o la Alemania, en los tiempos en que la recesión les llevó prácticamente a la quiebra. México no está todavía quebrado, pero podríamos llegar si no se hace algo positivo.
Los países mencionados sufrieron y algo hicieron para ser lo que hoy son. En este tipo de cosas, somos de la idea de que no se pueden descubrir muchas cosas, ya que prácticamente todas las teorías están por ahí, bien o mal aplicadas, pero están.
¿Será tan difícil dar una vista a los que han salido adelante? Podríamos copiar algo y “mexicanizarlo” -valga el término- para adaptarlo a nuestra realidad.
En este sentido, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Victoria, Juan Carlos González Salum ha insistido en que el camino más adecuado debe ser el fomentar trabajos, y para ello, se debe propiciar que haya más inversión.
Dicho sea en otras palabras: lejos de aumentar impuestos, hay que ver que los que tienen forma y recursos para hacerlo puedan incrementar el número de empleos, que se consigue con más industria, plantas armadoras, comercios o lo que sea, pero que nos permita que la gente tenga forma de ganarse la vida, en el entendido también de que, si hay dinero en las familias, el mismo fluye por la sociedad a través de los distintos comercios.
O sea, ganamos todos, porque unos venden, otros compran y revenden, otros ahorran y el dinero va de un lado a otro. Dicen los economistas: hay liquidez.
Insistimos en ver a otros lares: en los Estados Unidos hay una tasa impositiva fija para todo y los mecanismos para pagar son más sencillos.
A muchos de nosotros se nos complica pagar impuestos y tenemos, entre otras cosas, que buscar contadores que hagan los trámites, lo que resulta caro y a veces difícil, dada la dificultad que tenemos de encontrar profesionistas afines y responsables.
España tiene una tasa de impuesto también fija. Se nos ocurre que en México hubiera un sistema que, a través de la CURP, -aquella credencialita con muchos números y dígitos que no sirve prácticamente para nada y que ahora se ha querido darle utilidad- se pudiera establecer en un sistema nacional quienes somos cada uno, y cada compra que se hiciera, que se requiriera el número de referencia, para luego, en el mismo sistema registrar entradas y salidas, así de claro.
Entendemos que no es tan fácil como lo visualizamos, pero si a usted y a mí nos tienen registrados todos, absolutamente todos los ingresos y egresos, el sistema tributario sabría que determinada persona gana tanto, gasta tanto y tiene tanto de ganancias, por lo cual, debe pagar tanto de impuesto, el que podría ser sujeto de retención a través de la cuenta correspondiente.
A lo que va el comentario es que, si todos pagáramos impuestos, no habría necesidad de subir las tasas impositivas; dicen los que saben que el 17 por ciento de los causantes paga, es decir, 83 por ciento no lo hace.
Algo habría que hacer para evitar esos desfalcos al fisco, para lograr que todos los vehículos circulen con placas, que quiere decir que pagan impuestos.
Cabe destacar aquí que en nuestra ciudad hay cientos –quizá miles- de vehículos (motos, carros, triciclos) que circulan sin legalizar su situación.
Si lográramos que todos pagásemos impuestos, entonces habría mayores ingresos en el país y obviamente, mejor situación.
Comenzar por los que hacen la ley para que paguen, por los servidores públicos, comerciantes, profesionistas y todos, nos vendría bien a todos.
En tanto se busca una solución al problema, tendremos que vivir una difícil época de aumento de impuestos, renegando de todos nuestros representantes populares de ambas cámaras, diputados y senadores, porque no supieron interpretar nuestra inquietud, nuestro malestar y nuestras necesidades.
No somos de la idea de que se vote por bancadas, porque los votantes elegimos a un solo representante, no a un partido completo.
Algo hay que hacer para que México pueda salir de la crisis, ojalá sea, como dice Juan Carlos González Salum, promoviendo y propiciando mayor instalación empresarial y por ende, mayores fuentes laborales, por el bien de todos.
Comentarios: santamariaochoa@prodigy.net.mx

Atentamente: Mtro. Carlos David Santamaría Ochoa ¡Ten un buen día!

(Visited 1 times, 1 visits today)