PALACIO/Mario A. Díaz Vargas *Fertilidad decembrina

0

LOS SECUESTROS virtuales, las extorsiones telefónicas y los asaltos a mano armada son delitos graves que, seguramente, se habrán de incrementar a medida que se acerquen las fechas decembrinas.

La derrama económica que traerá consigo la entrega de aguinaldos a los trabajadores, a pesar de la crisis financiera, se convertirá en tierra fértil para los delincuentes que tienen esas actividades ilícitas como su modus vivendi a lo largo y ancho del territorio nacional.

Ante el inminente cíclico fenómeno negativo, las autoridades policiales han lanzado la alerta a los ciudadanos para que eviten caer en el juego de los secuestradores virtuales y extorsionadores, exhortando a la denuncia en cuanto enfrenten ese tipo de amenaza.

Por su parte, el comercio organizado afiliado a las Cámaras de Comercio ha resentido, en las últimas fechas, la actividad delincuencial a través de las extorsiones telefónicas que exigen determinada cantidad de dinero a cambio de supuesta protección.

Cabe señalar que esa actividad delictiva, al igual que el secuestro virtual, no necesariamente es propia del último mes del año, pues de acuerdo a reportes estadísticos tal manifestación se ha acentuado a lo largo de este 2,009.

Bajo el argumento de que un familiar se encuentra detenido, generalmente por alguna autoridad, el delincuente exige a la víctima determinada cantidad de dinero que debe ser depositada de inmediato en una cuenta bancaria.

Quienes les creen y aceptan el trato a cambio de la libertad del miembro de su familia, posteriormente se dan cuenta del engaño al comprobar que el supuesto detenido nunca ha estado en problemas con la justicia.

Otra práctica muy socorrida por los delincuentes es llamar a través de la línea telefónica en donde una voz atemorizada le habla a su supuesto familiar informándole que ha sido secuestrado.

Posteriormente, el cómplice toma el auricular y amenaza a su víctima con hacerle daño secuestrado si no accede a su petición de depositar en una institución bancaria determinada cantidad de dinero.

Asimismo, sin que se trate de un delito propiamente cíclico, quienes han hecho de esa actividad ilícita una próspera industria, también obtienen generosos dividendos a través de la clásica llamada-vía celular- informando a su víctima que se ha hecho acreedora a un premio consistente en un vehículo último modelo con alto valor en el mercado.

La estrategia consiste en hacerle creer que como único requisito para entregar el estímulo es necesario que abone a determinado número telefónico celular una tarjera de tiempo-aire con valor, en mayoría de las ocasiones, de 500 pesos o más.

Finalmente, el afectado se da cuenta del engaño al comunicarse al número que previamente le han indicado para dar trámite a la documentación del vehículo ganado, al no obtener respuesta alguna.

Ambos delitos, el secuestro virtual y la extorsión telefónica, son ilícitos prácticamente de relativo nuevo cuño que se han recrudecido a partir de la alternancia política en nuestro país.

Eso que el gobierno foxiano, en el anterior sexenio, y el calderonista en el actual insiste en llamar combate frontal al narcotráfico y crimen organizado, al menos coincidentemente, ha traído consigo el incremento de ese tipo de delitos tipificados como graves, en todo el territorio nacional.

En cambio, conductas antisociales con mayor manifestación en el mes de diciembre, como consecuencia de la derrama económica producto de la entrega de aguinaldos, son los asaltos a mano armada, robos domiciliarios y los clásicos paqueros que, con el señuelo de agenciarse un dinero fácilmente, despojan a los incautos del efectivo de su prestación laboral.

Ante el inminente riesgo que la endeble economía familiar como consecuencia del desempleo resulte más afectada es necesario que los jefes de familia y el resto de los integrantes estén conscientes de los delitos de moda.

La escasa confiabilidad ciudadana hacia las autoridades policiales de los tres niveles de gobierno en muchas de las ocasiones inhibe a las víctimas a denunciar ese tipo de hechos, lo que a su vez provoca que se caiga fácilmente en el juego delincuencial.

Quiérase o no, lo cierto es que las condiciones actuales en la República Mexicana, lo mismo referente a la seguridad pública que a la crisis económica provocada por el colapso financiero mundial, serán factores decisivos que, sin duda, impactarán los tradicionales festejos de nochebuena y fin de año.

Lo peor del caso es que, de acuerdo a los analistas económicos, las condiciones financieras para el año próximo no son nada alentadoras, por lo que el apriete de cinturón continuará por buena parte del 2,010.

Obviamente, tampoco se trata de generar un panorama patético, sino simple y sencillamente hacer hincapié en el obligado resguardo ciudadano del presupuesto familiar, para hacer frente a las vicisitudes económicas tanto en la llamada cuesta de enero como en los meses siguientes.

Por supuesto también, en el exhorto para no caer en pánico ante la actividad de los secuestradores virtuales y extorsionadores quienes, desafortunadamente, habrán de incrementar su modus vivendi en lo que resta del año.

Ni hablar.

Y hasta la próxima.

mariodiaz27@prodigy.net.mx

También lea y escuche PALACIO en: www.elgraficotam.com.mx , www.meridianohoy.com.mx , www.diariodebate.info , www.enlineadirecta.info , www.fapermex.com , www.sondeosmex.com , El Gráfico de Tamaulipas, Meridiano Hoy de ciudad Victoria y Radio Fórmula Tamaulipas en el 89.5 de F.M., en su primera emisión de noticias.

(Visited 1 times, 1 visits today)