Maremágnum/Mario Vargas Suárez *Los tiempos

0

– “Una pizca de probabilidad tiene tanto valor como una libra de quizá.” James Thurber

Oyendo y desoyendo a la gente mayor cuando se refieren al valor del tiempo, resulta interesante recapacitar sobre el momento exacto de hacer u omitir alguna acción en lo cotidiano o en asuntos extraordinarios.

Marco Antonio Vázquez, el mexicano de “La elegancia hecha canción” interpreta con el Príncipe, José José, esa bellísima melodía, ”Tiempo y Destiempo” que, más que un poema es una filosofía al amor, una acción de valor reflexivo a lo que hemos hecho con este bello sentimiento.

Centro mi comentario en los tiempos, ahora electorales, que oficialmente no han iniciado pero que con anticipo a lo que marcan las leyes, ya se están manejando aceleradamente para arreciar en algunos ámbitos como el mediático y desde luego, de la estabilidad social.

La vida política del país nos ha enseñado que hay “operadores”, unos por encargo y otros libres o espontáneos, que hacen cosas para que otros, los “buenos” volteen a verlos, los consideren en la próxima contienda.

Algunos “operadores” algunas veces, provocan situaciones públicas de inquietud, zozobra, descontento, etc., como invasiones a predios, reviven viejas peticiones, exigen canonjías que nunca solicitaron, organizan mítines y todo tipo de manifestaciones públicas.

No siempre tienen destinatario, la idea simplemente es hacer “ruido”. Lo que si hay es la figura del “padre salvador”, el que soluciona el conflicto, el que media, el que busca los arreglos, el que puede presumir de conciliador, de conocedor.

Los cheques electorales en blanco son expedidos sin miramientos y pueden ser canjeables al final de la campaña, cuando el triunfo del “bueno” está a la víspera.

Todo es cuestión de tiempos… ¡Cuidado con el destiempo!

Pese a todo, analistas de la política local, siguen “echando porras” al victorense y ahora diputado federal, Dr. Rodolfo Torre Cantú. Otros que también tallan la pluma aseguran que eso de los impuestos y presupuestos para el 2010 le restaron méritos a la “Silla del Poder” en Tamaulipas, pero… la cosa marcha para algunos: bien, mal o regular para otros, pero ahí va.

Otro victorense, por adopción, apuntado recientemente es el tampiqueño, odontólogo de profesión y actual diputado local, Felipe Garza Narváez, que con amplia experiencia en la grilla del estado, sigue muy discreto camino, está en la pasarela, con mucha reserva.

El ingeniero Enrique Cárdenas del Avellano es una de las personas que algunos especialistas muy serios y acertados no descartan porque lo catalogan como una de las precandidatos mucho muy discretos y aseguran los que saben, con representación en todo el estado, amén de las incursiones en los lugares públicos a los que asiste en los últimos tiempos sin que le juegue al protagonismo.

Uno de los personajes que durante mucho tiempo se ha insistido como finalista en esto de la Silla máxima del estado, es el también victorense José Manuel, “el güero”, Assad Montelongo, hombre muy comprometido con la difícil tarea en la SET y que ahora junto a Arnulfo, les ha tocado resolver y hasta sortear “golpes” de todos calibres.

Nada menos el jueves pasado al Profe Arnulfo se le fueron los profes de Matamoros “hasta la cocina”, cuando empujando a la seguridad seccional entraron hasta el despacho de su Secretario General, a pesar de que su “Particular” Ulises Ruíz, fue el coordinador del magisterio en aquellas tierras fronterizas.

Lo extraordinario de esta incursión es que los propios maestros se quejaron con Rodríguez Treviño sobre el número de maestros que hacen falta en aulas de aquella región. ¿La petición fue real, sentida o por encargo?

Mucho se ha hablado sobre el futuro político del nativo del ejido Charcos, Municipio de Villagrán y hasta se ha especulado de que lado se pondrá la camisa electoral del PANAL o PRI.

Sabemos que la educación en el estado es una de las áreas más susceptibles de ser golpeadas por intereses internos y externos, incluso son capaces de reflejar en la calle problemas añejos y los que asoman a la vera de los tiempos nuevos.

También es justo apuntar que muchos de los conflictos exhibidos en estos tiempos preelectorales están en vías de solución y muchas de las veces se exigen las conclusiones.

Otros conflictos exhibidos son francamente ficticios, incluso de reciente denuncia -en el mejor de los casos- aunque se sabe que en la mayoría de los casos son problemas hechos por encargo.

Mire usted, por ejemplo que ayer, a primera hora, destacó una nota periodística donde se leía que los maestros se habían salido con la suya al haber suspendido labores, además que en todos los municipios hubo desfiles y conmemoraciones. Usted sabe la falsedad de esto, pero… ¿Fue posición del compañero de la pluma o fue un encargo? ¡Sobre todo porque la nota aparece en la mañana del 20!, cuando no se ha iniciado ¡ningún desfile!

Sin duda los tiempos avanzan y los “golpes de calor” que hasta hace semanas obligaban a permanecer dentro del aire acondicionado, ahora ya no amenazan tan abiertamente.

Sin embargo no se debe olvidar que el protagonista de la obra “1984”, de George Orwell, siempre se dirigió al “Gran Hermano… como el que todo lo mira… el que todo lo ve… el que todo lo sabe”

Si estas advertencias consideradas por el “Gran Hermano”, como tomador de decisiones –sigo en la obra literaria del inglés Orwell- las acciones preelectorales no autorizadas en Tamaulipas en el juego político serán escollos que se revertirán.

Colofón

¿Que opina usted sobre los festejos del 99 y 100 aniversarios de la revolución mexicana?

Hay voces en contra muy fuertes, casi son gritos, principalmente en contra del pricolor.

Mi correo: mario.vargas@starmedia.com

(Visited 1 times, 1 visits today)