Entre Nos/Carlos Santamaría Ochoa *Candidatos de “unidad”

0

Para nadie es un secreto que Tamaulipas es un estado priísta: sus últimas elecciones ha quedado de manifiesto la preferencia de la ciudadanía respecto a los partidos políticos. Atrás quedaron esos tiempos en que la oposición tenía bastiones importantes.

Recordamos los últimos: Gustavo Adolfo Cárdenas Gutiérrez y Juan Antonio Guajardo Anzaldúa (+), dos personajes de la oposición al PRI que triunfaron en sus elecciones y no por ser de uno u otro partido. Recordamos al primero como miembro del PAN y al segundo, del PRD, aunque también tuvo nexos con el PT. El caso es que los dos personajes ganaron sus elecciones por carisma, simpatía popular pero nunca –y eso debe quedar bien claro- por los postulados de los institutos políticos que los llevaron a las alcaldías.

El caso del PRI ha sido distinto, ya que ha ganado en ocasiones por sus candidatos y no por ser el PRI, pero la mayoría de las ocasiones porque la gente está identificada con la forma de gobernar de los tricolores, y, pese a lo que se diga, el PRI no debiera tener problemas en las elecciones de 2010, siempre y cuando no se equivoquen de persona.

Suponemos que están valorando los nombres de quienes llevarán al tricolor al triunfo inobjetable, pero sigue surgiendo la duda sobre el candidato a gobernador.

Se manejan diversos nombres y todos tienen posibilidades; unos, más que otros, pero los que se dice tienen su gente para apoyarles. El caso es que algunos son candidatos “regionales”, es decir, en su región les conocen y avalan, pero en el resto del estado no les son favorables las estadísticas.

El fin de semana hubo reunión del Consejo Político Estatal del PRI en la capital tamaulipeca y decidieron ir por la opción del Candidato de Unidad, que quiere decir que todos van por el mismo, que no habrá conflictos ni pleitos de esos que terminan por debilitar al partido. Ahora, se inclinarán, como dicen algunos, por acatar la decisión de quien manda en Tamaulipas.

Ricardo Gamundi Rosas, en su calidad de presidente del CDE del tricolor hizo el pronunciamiento oficial al respecto, en presencia de Eugenio Hernández Flores y la plana mayor del partido en la entidad.

Ahí estaban todos los aspirantes, los que quieren ocupar el sitio de Geño, los que desean conducir la nave de Tamaulipas por los próximos seis años.

Y obviamente, los rumorólogos estaban más que dispuestos a llenar cuartillas enteras: “¿Te fijaste como saludó a tal? ¿Viste lo que hizo cuando le dio la mano? Y mil cosas más, que siempre pretenden amarrar comentarios a una situación que se supone es actual y actualizada.

El caso es que ya el proceso electoral está muy avanzado, y la principal fuerza política en la entidad está más que lista para defender su postura, sus posiciones y sobre todo, demostrar por qué siguen siendo los que ganan, en procesos electorales que se llevan a cabo con toda transparencia que es vigilada por miles de tamaulipecos.

Nos ha tocado seguir algunos procesos electorales y, al menos, el resultado ha sido reflejo de lo que la gente quiere porque no hay oportunidad como antaño, de manipular boletas o cambiar urnas, y eso lo deben entender los actores políticos que participan y saben que la ciudadanía ya no se deja.

Seguramente, a partir de esta semana, los distintos grupos en la entidad comenzarán a buscar consenso entre los priístas de cada municipio para poder alcanzar la candidatura de unidad, misma que en muchos casos será producto de una convención u otros métodos consensados con los actores principales.

Siempre habrá alguno que no esté de acuerdo con lo que la mayoría decide, y eso es parte de un proceso de selección, sin embargo, la calidad de los grupos se verá en la forma en que se disciplinen ante la decisión de los más, y que puedan apoyar con su fuerza a los que defenderán las posiciones.

Gamundi Rosas asegura que van por 43 de 43, por todas las diputaciones y, obviamente, por la gubernatura.

Dicen algunos actores de otros partidos que pueden ganar en Tamaulipas. La verdad, y a fuerza de ser sinceros, no vemos que exista alguna fuerza política que tenga una mínima parte para poder garantizar el triunfo, para arrebatar al PRI lo que se ha ganado en base a dos estrategias básicas: la primera que es parte de un trabajo de bases, de seis años atrás y de estar yendo a todas partes, no solamente en épocas electorales, y el otro, quizá el más importante, es el que se realiza a través de sus gobernantes –en este caso, a través del equipo de Eugenio Hernández Flores- y que ha dejado números positivos a la comunidad.

El trabajo que se hace a diario nos convence o nos aleja de una posibilidad de votar, repitiendo o cambiando.

Y en Tamaulipas, al parecer, la gente ya está decidida por quién votar, aunque todavía no se tiene el nombre, pero la buena nueva es que será un candidato de unidad, lo que evita desgastes innecesarios.

Comentarios: santamariaochoa@prodigy.net.mx

Atentamente: Mtro. Carlos David Santamaría Ochoa ¡Ten un buen día!

(Visited 1 times, 1 visits today)