Entre Nos/Carlos Santamaría Ochoa *Comparecencias

0

Con los resultados esperados se llevó a cabo la comparecencia de cinco secretarios de estado tamaulipeco ante diputados locales de todas las bancadas.
De esta forma, se ha cumplido con una costumbre que se ha impuesto en los últimos años, en el sentido de que, quienes son directamente responsables de la ejecución de acciones que tienen que ver con la política estatal, deben de explicar a los legisladores, tanto federales como locales, en el caso del presidente y el gobernador, respectivamente, sobre lo que probablemente no quedó claro o no se entendió.
En este caso, quienes tuvieron oportunidad de asistir, al parecer, contestaron satisfactoriamente a todas esas inquietudes; claro que hubo los cuestionamientos de rigor por parte de la oposición, en un ejercicio poco congruente que dice que necesariamente hay que inconformarse por algo o con algo, no importa que las cosas estén bien.
Recuérdese que algunos representantes de ciertos institutos políticos gustan de ver la paja en el ojo ajeno siempre, no importando lo que se haya o no realizado, o los resultados obtenidos.
El caso es que los diputados tuvieron la oportunidad de cuestionar a los secretarios de Desarrollo Social Manuel Muñoz Cano, de Educación José Manuel Assad Montelongo, al procurador de justicia Jaime Rodríguez Inurrigarro, al secretario de Desarrollo Rural Víctor De León Orti y al secretario de Seguridad Pública José Ives Soberón Tijerina y al secretario de Obras Públicas y Desarrollo Urbano, Alberto Berlanga Bolado, todos, comprometidos con la entidad y con el gobierno que nos ocupa.
Como decíamos, hubo algunos casos en los que fueron cuestionados por los resultados obtenidos, sin embargo, hemos de recordar que en una entidad tan especial como la nuestra siempre habrá gente que no esté conforme con lo que se hace o deja de hacer.
Cierto es que hay aspectos que se tienen que mejorar, pero solo los ciegos no ven lo mucho que se avanza, y una clara muestra fue precisamente la inauguración de las oficinas del Registro Civil y Fiscal en esta ciudad, el pasado jueves, en un gélido día pero que puso de manifiesto que hay interés en modernizar tanto la apariencia como la forma de trabajar en el estado.
Pero el caso de las comparecencias es que hubo primero la exposición de parte de los titulares correspondientes, y posteriormente fueron cuestionados por los legisladores.
Podemos decir que estuvimos de acuerdo en algunos cuestionamientos y en otros no, pero es el encanto de la democracia: cada quien tiene derecho a expresarse y no necesariamente todos debemos estar de acuerdo.
2009 ha sido un año extremadamente difícil y las administraciones federal, estatal y municipales habrán tenido mil y un problemas propiciados por la falta de liquidez, porque a todos nos ha afectado esa recesión que vino a dar al traste con muchos empleos y proyectos, sin embargo, nos hemos levantado poco a poco y nos hemos recuperado casi totalmente.
Hay cosas que definitivamente no entrarán en nuestros puntos de coincidencia como es el caso de la inflación que a diario sufrimos y que vemos reflejada en los precios al consumidor, no en la macro política que nos hicieron ver como importante.
Importante ha sido para nosotros, por ejemplo, pagar un kilogramo de jamón a 69 pesos, cuando hace tres meses costaba 55, es decir, 14 pesos que constituyen más del 20 por ciento de aumento.
Otro dato interesante de lo que vivimos fue el incremento de seguros de automóvil: queremos certeza jurídica y las compañías se fueron a las nubes; mire que un seguro determinado costó hace doce meses 10 mil 200 pesos, cuando hoy cuesta 13 mil 900, es decir, más del 30 por ciento de incremento.
Claro, no hablaremos de los salarios, pero sí podemos afirmar que mucha gente tuvo la posibilidad de llevar un taco a su casa gracias a los empleos temporales que se han creado en Tamaulipas para construir las muchas obras que Eugenio Hernández Flores nos dejará para su juicio ante la historia, como sucedió con otros gobernadores.
El sagrado juicio popular, del que nadie escapa.
Y bueno, los que nos representan recogieron algunas inquietudes entre sus cuates y representados, y de esta forma pudieron cuestionar a los funcionarios.
El diputado Felipe Garza Narváez, presidente del Congreso se mostró satisfecho por el resultado de las comparecencias, y sobre todo, porque hubo dudas y preguntas, pero todo se llevó a cabo dentro de una civilidad política que a todos conviene.
Atrás quedaron los desplantes con máscaras o pancartas, las actitudes poco serias de algunos representantes populares. Tal pareciera que nuestros legisladores han aprendido que son parte importante de la política, pero son los representantes de la sociedad, es decir, de usted y míos.
Comentarios: santamariaochoa@prodigy.net.mx

Atentamente: Mtro. Carlos David Santamaría Ochoa ¡Ten un buen día!

(Visited 1 times, 1 visits today)