Entre Nos/Carlos Santamaría Ochoa *Apoyo educativo

0

Buscar a los mejores

No se puede pensar de otra forma: los partidos políticos con registro en Tamaulipas estarán ocupados buscando a los mejores hombres para contender y tratar de ganar las 43 alcaldías, 22 diputaciones y, por supuesto, la gubernatura del estado.
En ese sentido, si se hace un análisis frío y sin apasionamientos, quien conoce en la entidad y se mueve en la política sabe cuál será el resultado, por lo que más llama la atención una serie de declaraciones que se atribuyen a algunos presidentes de partidos, en el sentido de que creen que un nombre será la diferencia entre ganar o no.
En esta parte del proceso, vale la pena comentar aquella historia de la cigarra que nunca hizo nada más que cantar, y en el invierno, cuando moría de frío fue a visitar a las hormigas que le mostraron lo que se podría hacer cuando se trabajaba en equipo y no se holgazaneaba.
Antes, la cigarra se la pasaba criticando y cantando, pero nunca trabajando.
En este sentido, por asociación de ideas recordamos la declaración de Francisco Javier Garza de Cos, en el sentido de descalificar a un elemento del Partido Revolucionario Institucional a quien inclusive califica como el “mejor contendiente”, porque supone que, si lo postulan, el PAN ganaría.
Claro está que don Francisco Javier no tiene ni la más remota idea de lo que es el mapa político de la entidad. Primero, habrá que considerar que todos los alcaldes actuales tienen posibilidades de ser candidatos a gobernador, y además, todos tienen su parte buena y la que debe mejorarse, sin lugar a dudas.
Pero el caso de Arturo Diez Gutiérrez considera acciones que han ido de la mano de las obras estatales, lo que nos dice que el jefe de la comuna victorense tiene una importante capacidad de negociación, porque, finalmente, a los ciudadanos no nos importa si el alcalde consigue dinero municipal, estatal o federal: lo que nos preocupa es que haya obra y punto.
Y el hecho de que Garza de Cos considere que un elemento es como el afirma del alcalde victorense habla de dos cosas: un inmenso sentimiento de decepción, inseguridad, amargura y falta de inteligencia, y por otra parte, de la carencia que tiene Acción Nacional para poder postular a alguien que pueda hacer sombra a quien gobierna en la entidad.
Hace unas semanas dijimos que Tamaulipas es priísta, y claro que hubo quien se inconformó y no está de acuerdo. Es válido, tan respetable como nuestra opinión, y nosotros así lo visualizamos.
Lo que nos hace mucha gracia es el hecho de que algunos partidos se preocupan más por quien está en el otro instituto político que en trabajar para ganar adeptos. Porque es de todos sabido que, ni con figuras de la farándula, los amigos del blanquiazul podrían ganar en la entidad, gracias a su falta de elementos militantes, su falta de capacidad política, falta de sensibilidad social, de inteligencia y, sobre todo, de gente, porque es curioso: critican al PRI por los “caciques” de ciertas zonas, pero ellos siempre son los mismos consejeros, y luego se pelean entre sí por un botín minúsculo.
Podemos afirmar que el PRI tendrá problema para postular a su candidato, pero porque hay varios militantes que tienen merecimientos para lograr ser la persona adecuada y elegida, y también, son varios que bien pueden llenar de votos la parte tricolor del proceso electoral.
Arturo Diez Gutiérrez, Manuel Muñoz Cano, Rodolfo Torre y muchos otros más podrían hacer un buen papel.
Sin embargo, no debemos perder de vista que el PRI tiene su procedimiento para elegir a los que contendrán, y aunque Garza de Cos respire por la herida, aunque siga descalificando al alcalde de Victoria, suponemos que cada vez estará mejor posicionado, gracias, en parte, no solo a su capacidad de gestión y de gobierno, sino también a la falta de inteligencia de los partidos de oposición, los “normales” y los chiquitos, aunque, a fuerza de ser sinceros, en Tamaulipas los “chiquitos” son prácticamente todos a juzgar por los resultados.
Porque PAN y PRD también tienen sus prietitos en el arroz, y además, entre ellos mismos se comen como los insectos: no puede uno brillar porque entre el vaho de todos tratan de opacarlo.
Esto es muy normal en la oposición al PRI, y ya están justificando sus derrotas y comenzando a hablar de fraudes, inflado del padrón y todos esos argumentos faltos de inteligencia que son frecuentes para justificar su ineficiencia.
Es, en otras palabras, la exaltación a las ineptitudes de estos partidos que, de azul y blanco o de amarillo y negro, -aunque hay muchos más- siguen siendo esas pequeñas “escuelitas” de renegados y amargados que nunca pudieron conseguir una nominación, por falta de trabajo, o sencillamente, por holgazanes.
Comentarios: santamariaochoa@prodigy.net.mx

Atentamente: Mtro. Carlos David Santamaría Ochoa ¡Ten un buen día!

(Visited 1 times, 1 visits today)