Entre Nos/Carlos Santamaría Ochoa *Consejeros Electorales para 2010

0

Al vencer el término de ley, un buen número de ciudadanos tamaulipecos ha dejado constancia de su interés en participar como Consejero Electoral en el Instituto Estatal Electoral de Tamaulipas que, como marca la ley, debe ser renovado.
Existen algunos nombres conocidos de quienes aún ostentan ese cargo, así como de distinguidos tamaulipecos que aspiran a participar en forma activa en el proceso electoral que vivimos actualmente y que culminará con la calificación de las elecciones de julio próximo, cuando tengamos ya la lista de diputados, presidentes municipales y quien gobernará Tamaulipas a partir del 1 de enero de 2011.
Como es natural, la lista tiene detractores pero también simpatizantes. No todos estarán de acuerdo en una u otra persona porque, al conocerle, consideramos que tiene tendencias hacia un partido que no es de nuestra preferencia. Hay que recalcar que todos los que nos interesamos en la política en cualquiera de sus formas tenemos simpatía hacia un instituto político y buscamos que los que gobiernan u organizan sean afines a nuestra ideología. Natural, pues.
Inclusive hay quien critica la profesión de algunos aspirantes que se suman por decenas: profesores, abogados, periodistas, comerciantes y un sinnúmero de personas que tienen alguna actividad en particular. Nada extraordinario, considerando que todos debemos demostrar un modo honesto de vivir y en esa calificación entran prácticamente todas las actividades y profesiones.
¿Qué es criticable? Hay quien considera que los actuales consejeros electorales no deberían repetir, porque no es saludable; en este caso, es importante señalar que la ley permite la reelección, y si bien es cierto, somos de la idea de que no habría necesidad de hacerlo, porque la verdad, hay muy buenos prospectos, cuya honestidad es validada por la sociedad, que no haría falta repetir ningún nombre. Difícil, sin duda alguna, porque pensamos que habrá uno o dos nombres conocidos ya en el IETAM, pero eso lo decidirá el Congreso del Estado a través de la comisión correspondiente.
Pero nos preguntaríamos entonces cual es el perfil idóneo. Todos tenemos, como comentamos antes, simpatía partidista, y quien lo niegue es hipócrita: de alguna manera comulgamos con la ideología del PRI, PAN o PRD, e inclusive hay quien comulga con los llamados ”partidos chiquitos”, y que son esos que difícilmente se mantienen en su registro, meta única que manejan, dejando a un lado el interés por ganar y gobernar.
El caso es que todos tenemos inclinaciones; somos de la idea de que no existe la imparcialidad total y todos queremos ir hacia un lado u otro. El asunto es que los legisladores tengan el tino de aprobar las currículas más adecuadas de los tamaulipecos que validarán con su presencia y su firma el proceso de donde surgirá el sucesor del ingeniero Eugenio Hernández Flores como titular del Poder Ejecutivo en la entidad.
¿Que un consejero tiene aspectos negativos en su existencia? Difícil será encontrar a la persona perfecta, la que nunca ha “pecado” o no ha tenido algún desatino social, académico, profesional o de cualquiera índole. El caso es buscar a los mejores, los que nos garanticen a los casi 3.5 millones de tamaulipecos que las elecciones serán justas como ha sucedido en los últimos años, y donde la credibilidad de los resultados únicamente ha sido puesta en duda por los que siempre se quejan y no ganan, por los que, con un “dejo” de amargura no tienen idea de lo que es hacer política.
Esos son los que siempre se quejan, los que consideran que cuando no gana su partido se hizo trampa, como suele suceder en esos lugares donde la inconformidad gana al razonamiento y donde las personas se aferran a una idea, considerando que son ellos el centro de la existencia del hombre, y dejando a un lado la idea de que gana el que tiene mayor votación.
En ese sentido, la comisión que encabeza el diputado Guadalupe González Galván tiene una interesante tarea: habrá que leer detenidamente los expedientes que han entregado personalidades como el Maestro Enrique De Leija Basoria o los colegas periodistas Leobardo Sánchez Tovar o Evaristo Benítez Castro, lo mismo que personajes de la abogacía o de la sociedad en general. No podríamos citar todos los nombres, pero el caso es que seguramente en unos días tendremos la lista de los que conformarán el nuevo Consejo Estatal Electoral.
Los que ganaremos con esta elección seremos, sin duda alguna, los tamaulipecos, quienes exigimos en todo momento a los integrantes del Congreso del Estado que decidirán, a nombre de todos nosotros, quienes son los que tomarán protesta en el cargo, con las responsabilidades –y beneficios- que ello implica.
Tamaulipas está conformando ya el mapa electoral y dispone prácticamente de todos los mecanismos para que usted y yo, el día 4 de julio, salgamos de casa a emitir nuestro voto, manifestar nuestra simpatía por aquellos individuos que nos gobernarán, y entonces, podremos pedirles que cumplan cabalmente con el sagrado depósito de confianza que haremos la mayoría de los que emitimos un voto.
Esperemos que sea una muy buena decisión, y que todos salgamos ganando, sinceramente.
Comentarios: santamariaochoa@prodigy.net.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)