EN CONCRETO/Ángel A. Guerra *Luebbert: “Ni forcejeos ni fuego amigo”

0

Oscar Luebbert admitió ayer que las dirigencias estatal y nacional del PRI examinan su nombre y su trayectoria política como parte del grupo de tamaulipecos que podrían convertirse en 2011 en el sucesor de Eugenio Hernández Flores en la gubernatura, y tras vaticinar que el proceso interno de selección del candidato a gobernador tendrá un desenlace de unidad y armonía, el alcalde de Reynosa sustentó que no hay forcejeos, presiones ni fuego amigo entre quienes aspiran a esa responsabilidad en Tamaulipas.
También, afirmó que si su partido no lo nomina candidato a gobernador para el periodo 2011-2016, no buscará una diputación local y se mantendrá al frente de la presidencia municipal.
Entrevistado una hora antes del arribo del Gobernador Eugenio Hernández Flores a Reynosa, el edil calificó como “natural” el clima político de efervescencia que se vive en Tamaulipas ante la inminencia de un proceso en el que se renovará todo: gubernatura, Congreso local, ayuntamientos y presidencias municipales:
“Yo creo que independientemente de que pudieran haber ciertas presiones en el proceso, la verdad es que el clima que se respira en Tamaulipas es de tranquilidad y armonía hacia el interior del PRI. Yo no veo realmente unas presiones fuera de proporción de este proceso en este momento.
“Son naturales. Es natural que exista ahorita inquietud, que exista el interés por conocer a la brevedad posible cuál va a ser el escenario de la competencia electoral en Tamaulipas; todo va a ser renovado: el gobierno del Estado, el Congreso estatal, los ayuntamientos, las presidencias municipales y entonces va a haber en el primer semestre de 2010 una gran efervescencia política”, explicó Luebbert.
Luego, el también ex dirigente estatal del PRI explicó que una vez lanzada la convocatoria para gobernador, deben transcurrir 10 días para poder cerrar el registro y dar a conocer los dictámenes de quienes cumplieron con los requisitos para poder participar
Un periodista le preguntó a Luebbert si conocía la identidad “del bueno”, y Oscar consultó la carátula de su reloj y repuso “Yo en lo personal no lo conozco… hasta ahorita”, dijo sonriendo y observando las manecillas de su reloj.
Luego, al hablar de su circunstancia, expresó:
“De que estamos ahí, entre los nombres que ha estado evaluando el Comité Ejecutivo Nacional y el Comité Directivo Estatal, ahí estamos. Obviamente, nos precede una larga, larga, carrera pública política tanto a nivel federal como a nivel estatal y local. Sin embargo, en lo personal ya me ha tocado participar en varios procesos… quizá soy el decano… comparto esa decanía con algunos otros, otro nombre que andamos por ahí. Somos los que tenemos que contribuir a que este proceso se conduzca con toda normalidad”.
Y puntualizó:
“Obviamente, para quien sea seleccionado o logre el consenso a nivel estatal, es una gran responsabilidad. Tamaulipas es un Estado difícil de gobernar; somos un Estado donde estamos muy descentralizados afortunadamente; la zona fronteriza tiene un gran peso, hay una gran complejidad en los temas vinculados a la seguridad, tanto nacional como la seguridad pública a nivel franja fronteriza; los retos del desarrollo en las diferentes regiones, cada una con diferentes potencialidades y retos que enfrentar y el poder darle el potencial de desarrollo a cada una de esas regiones y seguir manteniendo un concepto de identidad estatal.
“Yo creo que allí están los equilibrios que tanto en lo político como en lo económico y lo social tenemos que estar aglutinando, y es un gran reto. A quien le toque ser candidato al gobierno del Estado, tendrá un gran reto, una gran responsabilidad; es un gran orgullo, pero también representa una gran responsabilidad”.
Luego, cuestionado sobre la competencia interna por la gubernatura y las presiones que se dan en esa carrera, repuso:
“Es legítimo que cada quien trate de ponderar las cualidades de sus más cercanos ¿no?… disminuir sus defectos e incrementar sus virtudes. No hay blancos y negros… no hay buenos y malos en esto, yo creo que cada uno puede aportar un elemento y esta combinación de elementos son los que pueden dar y ofrecer soluciones en las diferentes circunstancias y tesituras de Tamaulipas. Entonces, yo creo que en el consenso va a estar presente todo eso.
“Pero yo insisto: Yo advierto que no noto un forcejeo más que el natural que se da por quienes tienen o se ven identificados con algunas de las propuestas o de las personas que están siendo mencionadas. Tratemos de generar un priismo dispuesto a los consensos, a hacer frente a esta contienda por la unidad”, convocó.
-¿Hay fuego amigo?, se le cuestionó.
Y repuso:
“Yo no he percibido fuego amigo. Sinceramente no lo he percibido”.
Cuando se le preguntó sobre las particularidades de esta elección interna y las que se daban antes, cuando el PRI ocupaba la Presidencia de la república y el titular del Ejecutivo federal influía desde el centro en la nominación de los candidatos a gobernador, Luebbert explicó:
“Ahora se seleccionó el método de Convención por delegados en el tema de la candidatura al gobierno del Estado, tratando de privilegiar los consensos y la unidad. Obviamente, a diferencia de épocas anteriores -antes gravitaba más la decisión en la ciudad de México-, ahora es un contrapeso muy fuerte la presencia y el trabajo político que a nivel local, a nivel entidad federativa se da. Lo que hemos observado a nivel nacional, a nivel de otras entidades federativas, es que en esta alternancia que se da en el gobierno federal, obviamente han tomado mucho más importancia los acuerdos y la presencia y el trabajo a nivel local. Eso es lo que se ha podido percibir en la gran mayoría de las decisiones”.
E hizo una observación:
“Hay muchos indicadores en los que se basa para tomar una decisión: la primera, obviamente, se hacen muchos y muy diversos estudios tanto por parte del Comité Directivo estatal aquí a nivel local de Tamaulipas, como también por parte del Comité Ejecutivo Nacional. Se ponen en la mesa todos los elementos: quiénes son los que tienen mayores condiciones, primero de encabezar una elección en donde se garantice un triunfo electoral por parte del Partido y también, que lleve u oriente a ser un mejor gobierno, que siga fortaleciendo la presencia institucional a nivel de nacional del PRI, que está en una recta final en la búsqueda de recuperar el gobierno federal.
“Entonces, todos los factores son válidos y en esta perspectiva, en sentido común es el que debería de privilegiarse”.
-¿Cómo percibe el desenlace de este proceso interno?, se le preguntó.
“En armonía”, -respondió.
Y añadió:
“Ese es el clima que percibo en Tamaulipas. Obviamente que hay encantos y desencantos en esto; hay aspiraciones personales de muchos tamaulipecos, tanto radicados aquí en el Estado o en el Distrito Federal, y bueno, nada más a uno le tocará la responsabilidad, pero en general yo percibo un buen ambiente para esta contienda electoral.
-¿Habrá cierre de filas al final de esta jornada en torno al candidato electo?, se le cuestionó finalmente.
Y aseveró:
“Así debe ser; siempre lo hemos dicho: La unidad se construye y para construirla debe haber estos consensos y una etapa de integración, de inclusión de todas las expresiones para que todo mundo tenga cabida”.
Dos horas después, el gobernador Eugenio Hernández Flores y el alcalde, acompañados por sus respectivos equipos, Manuel Muñoz Cano y Sabás Campos por parte del Ejecutivo estatal, y Raúl Jiménez Cárdenas, Esiquio Reséndez Cantú, Miguel Ángel García Ahedo, Guillermo Acebo Salman, Amelia Vitales Rodríguez y el cabildo, respectivamente, inauguraron en la colonia Rancho Grande la gigantesca planta potabilizadora que suministrará el vital líquido a 20 colonias y resolverá esa necesidad a 100 mil habitantes del norte y sur de la ciudad.
En Reynosa, el gobernador Eugenio Hernández Flores, contrario a su costumbre de ofrecer ruedas de prensa sobre la marcha de sus giras, esta vez no respondió a las preguntas, evidenciando el momento de tensión política que vive Tamaulipas en víspera de la elección interna del candidato a la Sucesión 2010.
Allí, ante la sorpresa de todos, el senador José Julián Sacramento Garza, de extracción albiazul, ocupó un sitio en el presídium, al lado de su similar Amira Gómez Tueme y los legisladores locales José Elías Leal y Omar Elizondo.
Otro que tuvo deferencias del gobernador, quien se detuvo a saludarlo e intercambiar impresiones con él, fue el Secretario general de la Federación de Trabajadores de Reynosa, licenciado Reynaldo Garza Elizondo, quien recibió un abrazo y el diálogo personal del Ejecutivo tamaulipeco.
¡Ah!, en ese escenario reapareció el diputado federal Everardo Villarreal Salinas, otro de los que anda en la lista por el ayuntamiento, pese a que desde muy alto se da por hecho que corresponderá al Secretario de Finanzas y Tesorería, Raúl Jiménez Cárdenas, dar seguimiento a la política de armonía social y estabilidad política del alcalde Oscar Luebbert en Reynosa.
Lo que nos recuerda que el ingeniero Esiquio Reséndez Cantú se ganó las palmas y el reconocimiento del gobernador y de la comunidad reynosense, por la gigantesca obra realizada allí, junto con otros dos megatanques que resolverán las exigencias de agua potable de la población.
En ese marco, la señora Judith Prado Muñoz lanzó al aire una expresión que pudiera ser premonitoria: “¡A partir de hoy, agua para todos!”.
Entre los invitados, no pasó desapercibida la presencia del ex alcalde de Río Bravo, Juan de Dios Cavazos Cárdenas, a quien sus amigos ubican como probable compañero de fórmula de Raúl Bocanegra, como candidato a diputado local en los dominios de Roberto Benet.
Vuelvo al PRI para confirmar que la dirigente nacional Beatriz Paredes designó como nuevo Delegado general en Tamaulipas ¡al ex senador cenecista! -ay nanita- Ramiro Hernández García, quien en teoría viene a sumarse al trabajo político que está realizando en la entidad Salomón Rosas Ramírez.
Sobre el particular, Ricardo Gamundi calificó de acertada la designación de Beatriz Paredes Rangel, presidenta nacional del Partido Revolucionario Institucional, al señalar que la experiencia del Senador de la República en el terreno electoral será fundamental para fortalecer la alianza ‘Todos Tamaulipas’, que apuntalará el PRI para ganar las 43 alcaldías, 22 diputaciones de mayoría y la gubernatura.
“El Comité Ejecutivo Nacional tiene interés de trabajar de cerca con la dirigencia estatal y el Senador Ramiro Hernández García viene a reforzar la estructura y trabajo que está encabezando el Lic. Salomón Rosas Ramírez como delegado general. El PRI nacional está interesado en que Tamaulipas siga siendo su bastión más importante en el norte del país” mencionó.
Otro de los invitados del gobernador fue el editor Heriberto ‘Betito’ Deándar Robinson.
Finalmente, deje decirle que el Sindicato Industrial Autónomo de Operarios en General de Maquiladoras de Reynosa inició este lunes con una campaña de recopilación de alimentos y agua embotellada para enviar a la comunidad damnificada de Haití.
En las instalaciones del Sindicato, ubicadas en la calle Saltillo número 140 de la colonia Rodríguez, se ha habilitado personal para que reciba la ayuda que puede ser desde alimentos no perecederos, preferentemente enlatados, hasta agua embotellada, que son los productos que más requiere la población de la isla afectada por el terremoto la semana pasada.
Hugo Martínez Lara, Secretario General del organismo expresó que “se trata de una situación muy lamentable la que ocurrió allá y es tiempo de ser solidarios con las familias que no nada más ya no tienen dónde vivir, sino que no tienen ni qué comer ni agua para tomar”.
Este mismo lunes, personal del Sindicato inició a comunicarse con representantes de las plantas maquiladoras con las que tiene relación laboral a fin de informarles acerca de esta actividad que se realiza y que las personas interesadas en ayudar se dirijan al edificio con su contribución a la brevedad posible.
Por hoy es todo, nos leemos mañana.
E-mail: angelguerra55@yahoo.com.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)