Entre Nos/Carlos Santamaría Ochoa *Alianzas absurdas

0

Cada vez que llegan tiempos electorales, el lenguaje cambia en distintos sentidos, y uno de ellos es el que emiten en forma de oraciones algunos integrantes de cualquier oposición al gobierno.

En el caso de Tamaulipas, es obvio que la oposición la conforman integrantes de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, así como de los que se consideran “chiquillos”, es decir, que no tienen peso ni fuerza social o política y que solo sirven para mantener a un grupo de desempleados que encontraron en la política su “modus vivendi”.

Llama poderosamente la atención el anuncio del PAN y el PRD en el sentido de conformar en algunos estados alianzas para ganar al PRI.

Y decimos lo anterior, porque, si los del PRD no quieren legitimar una elección calificada y juzgada que arrojó como resultante que Felipe Calderón Hinojosa es el Presidente de TODOS los mexicanos, no pueden por consecuencia, aliarse con el partido que postuló al michoacano.

No es natural, pues, que hagan anuncios de alianzas cuando no coinciden en nada. ¡Vaya!, ni en principios, objetivos y menos en candidatos.

¿Qué es lo que desean? Es natural que quieran llegar para apoderarse de un estado o país, porque no tienen una mínima idea de lo que es el servicio a los demás a través de la política.

No saben siquiera de qué forma se lleva a cabo la política. Ya el senador Manlio Fabio Beltrones y el gobernador del estado de México Enrique Peña Nieto emitieron calificativos poco amables para los que tuvieron la poco sana ocurrencia de aliarse.

Y además de todo, en Tamaulipas, luego de que el PRI destapara al doctor Rodolfo Torre Cantú como virtual candidato a la gubernatura, tuvieron la cómica ocurrencia, en voz de una militante blanquiazul, de pensar que el señor Cabeza de Vaca podría llegar al palacio del 15 Juárez ganando las elecciones.

Bueno, no sabemos si realmente nos minimizan y piensan que somos retrasados mentales. Cualquiera que tenga tres centavos de inteligencia sabe que el reynosense no tiene una mínima oportunidad de llegar a ser gobernador, porque dejó estelas de corrupción –comprobadas y no castigadas- en aquel municipio y porque ha presumido durante años de ser de los consentidos de Felipe el presidente, sin embargo, está refundido en el Congreso del Estado sin más protagonismo que su exagerado número de inasistencias a las sesiones por las que cobra y muy bien, pero que no cumple.

En la entidad se darán algunas alianzas entre el Partido Verde Ecologista Mexicano, el Partido Alternativa Social y el Partido Revolucionario Institucional en aras de obtener algunas diputaciones o alcaldías.

En cuando a la gubernatura, no hay duda de que Torre Cantú será el próximo candidato del PRI y prácticamente el ganador, a menos que sucediera algo impredecible e inimaginable.

Al menos, los partidos en la entidad dicen que buscarán aliarse o contender para ganar, ya es ganancia –valga la redundancia-, porque un instituto político que se inscribe para no ganar no merece siquiera que se le voltee a ver, por la mediocre forma en que ven las cosas.

Siempre hemos pensado que un partido que busca solamente mantener el registro para seguir cobrando, merece la desaparición del mapa político y social de cualquier parte.

Solamente están ahí para engañar, según pareciera, y esos no nos convienen como gobernantes.

Imaginemos que llegasen a ganar, qué tipo de gobierno harían, y que se basaría como con sus partidos: en la irresponsabilidad la corrupción y el oportunismo.

A partir de este día, Rodolfo Torre Cantú dejará la diputación federal para enfocar todos sus esfuerzos en la precampaña que llevará a cabo y, posteriormente, en la campaña en pos del triunfo que, seguros estamos, alcanzará sin mayor dificultad, gracias a su trabajo partidista y administrativo, así como el político que ha dejado un muy buen resultado.

Torre Cantú es ya el virtual candidato del tricolor y con esta designación comienza el éxodo de funcionarios estatales que seguramente conformarán el equipo que habrá de trabajar en los 43 municipios, junto con los candidatos a alcaldes y los que buscarán las diputaciones, a fin de lograr lo que prometió Ricardo Gamundi Rosas, actual presidente del PRI –hasta ahora- y que era el llamado “carro completo”, es decir, triunfos, de todos: todos.

Existe el rumor fuerte de que Gamundi Rosas dejaría el PRI para buscar incorporarse al equipo del doctor Torre, sin embargo, no hay nada confirmado aún.

Recuerde el lector que, siempre que hay un anuncio de esta naturaleza, siempre hay rumores y comentarios sin fundamento, principalmente, basados en renuncias o acomodos en cargos públicos.

En tanto no se haga oficial, Torre Cantú es diputado federal y precandidato del PRI, virtual abanderado y próximo gobernador, siempre y cuando la lógica se imponga en la entidad, marcada indudablemente por una filiación tricolor, aunque a algunos les pese reconocerlo.

Comentarios: santamariaochoa@prodigy.net.mx

Atentamente: Mtro. Carlos David Santamaría Ochoa ¡Ten un buen día!

(Visited 1 times, 1 visits today)