Entre Nos/Carlos Santamaría Ochoa *Informe legislativo

0

Tradicionalmente nos quejamos de nuestros diputados y su forma de llevar a cabo las cosas: insistimos en que hacen y no sabemos qué, porque nunca tienen la atención de decir a quien votó por ellos acerca de su gestión y funciones como representantes populares.

Recordemos que la figura del legislador como tal es precisamente la de tener usted y yo una voz que nos representa; lastimosamente, muchas de las decisiones que toman son de tipo partidista: la bancada del PRI, PAN o PRD vota porque así conviene a su partido. Nada hay más equivocado que lo anterior, aunque es casi seguro que los dirigentes consideren que tienen derecho a manejar su ideología a través de sus diputados y en el caso, senadores.

Se pierde la idea de que un diputado representa a un porcentaje de la población, y que aunque usted no haya votado por él, por el hecho de vivir en la circunscripción que le corresponde, tiene la obligación de representarlo y defender sus intereses. Es la mecánica, porque un gobernante, por ejemplo, no solamente gobierna para los que votaron por él, sino para el TOTAL de la población.

Ellos, los diputados, deben hacerlo igual.

Y nos ha sorprendido gratamente el hecho de que en Tamaulipas los legisladores han tenido en esta semana una intensa actividad individual pero generalizada: los informes de labores ante la ciudadanía se llevaron a cabo -y algunos están en curso- con invitación abierta para el que quisiera asistir.

En Victoria, los diputados Enrique Blackmore Smer y Felipe Garza Narváez hicieron lo propio en un acto conjunto; los distritos V y XIV que corresponden a la capital y otros municipios hicieron un solo evento. Ahí, ambos hicieron del conocimiento público sus gestiones y participaciones en la Cámara de Diputados local.

Hablan ambos de sus participaciones, iniciativas y gestiones realizadas, como dijo por ejemplo, Enrique Blackmore sobre las reformas propuestas para la legislación penal, donde se ha logrado incrementar las penas a quienes son juzgados por el delito de violación, o también, los referentes a aspectos que tienen que ver con caminos, infraestructura educativa y demás, o la participación como presidente de las comisiones de vigilancia de la Auditoría Superior del Estado y la Comisión Especial para la Atención y seguimiento del tema de las tarifas eléctricas, uno de los grandes abusos que comete la Federación contra quienes tenemos que vivir en sitios exageradamente cálidos.

El diputado Blackmore ha dado muestra de que se puede hacer mucho por la ciudadanía, y eso lo han entendido la mayoría de los legisladores. Han acudido ante el mejor y más exigente juez: la ciudadanía.

No es fácil pararse y decir que se hizo o dejó de hacer tal o cual cosa, pero quienes han elegido el camino de la política tienen que ser sujetos a la opinión pública, y no precisamente la que se visualiza en los medios de comunicación sino en los resultados hacia los que se representa.

Es algo así como decir que no hay crisis y que la gente no pueda comprar alimentos, tal y como lo enfatiza el señor Carstens aún desde el Banco de México, ocultando, por ejemplo, los incrementos en precios de artículos básicos, medicamentos, bienes y servicios, nada más.

Pero en el evento, el presidente de la Gran Comisión y diputado por el XIV distrito tamaulipeco, Felipe Garza Narváez también hizo un recuento de sus acciones como legislador.

Recordemos que Felipe es diputado por tercera ocasión y nadie le ha regalado nada, porque en ésta y las dos anteriores llegó por medio del voto popular y no por la recomendación y comodidad que implica ser diputado plurinominal.

El victorense hace un recuento y recuerda que, entre otras cosas, han logrado establecer una buena coordinación con diputados de otros partidos, pese a los escándalos de la legisladora del PRD Diana Chavira y algunos que buscan, más que resolver, ser protagonistas y que aprovechan lo que otros dicen, a falta de argumentos sólidos y personales.

Felipe Garza Narváez comenta que un número importante de aspectos se resolvieron en el Congreso local por medio del acuerdo entre grupos parlamentarios, lo que habla de una buena política, eficiente, que permite el consenso en bien de nosotros, los que votamos y que esperamos a decidirnos en julio próximo por quien emitir nuestra simpatía electoral.

Es, que recordemos, la primera ocasión que la totalidad de los diputados tamaulipecos hacen informes para la gente, y pensamos que constituye lo anterior una práctica ejemplar de un ejercicio democrático y justo, porque, insistimos, ellos, los legisladores, se deben al voto de usted, de sus amigos, familiares, vecinos, es decir, los ciudadanos. No llegaron por obra y gracia de la casualidad, sino porque nosotros decidimos, bien o mal, que estén en donde se encuentran.

Nos da gusto vivir esta experiencia, esperamos que no sea flor de un día, y que los diputados que vienen a partir de 2011 recuerden, como los de hoy, que el poder supremo, absoluto y sagrado lo constituye la opinión del pueblo al que deben representar con dignidad y eficiencia.

Comentarios: santamariaochoa@prodigy.net.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)