Entre Nos/Carlos Santamaría Ochoa *Como en botica

0

Natural como es este tiempo, los movimientos en dependencias y en el estado en general se están dando ya. La renuncia del secretario Manuel Muñoz Cano para incorporarse al equipo de la precampaña de Rodolfo Torre Cantú fue la primera en hacerse oficial.
Habrá mucha gente que busque un puesto o responsabilidad en cualquiera de los institutos políticos que jugarán la gubernatura y las alcaldías. Ya comienzan esos movimientos con los consecuentes gritos y sombrerazos de algunos que, dolidos porque no han sido los elegidos, están buscando la manera de poner más piedras en el camino de quienes buscarán el voto popular.
Y como dice aquel dicho, hay “de todo, como en botica”, es decir, aspirantes que tienen un enorme respaldo popular; otros no tanto, pero bueno, el caso es que están ahí por consecuencia de un procedimiento que no todos aceptaron, pero finalmente, jugarán el cargo.
En este sentido, llama la atención que algunos aspirantes han sido prácticamente destapados desde el romántico día de san Valentín. A partir de esa fecha, muchos comienzan sus periplos en busca de la victoria electoral.
Y en los equipos de trabajo también comienzan los movimientos. Peligrosamente se acercan al precandidato del PRI algunos individuos famosos en la entidad por su falta de honestidad y probidad, porque caminan con la bandera de “operadores políticos” para agenciarse un cargo que les permita llevar a cabo lo que mejor hacen: desviar recursos a sus cuentas personales.
Esperamos que este tipo de personajes sean bien captados por quienes se encuentran cerca de quien gobernará Tamaulipas, y puedan hacerlos a un lado.
También existen los que están enquistados en el poder durante décadas, procurando no trabajar ni aportar, cobrando de una manera muy generosa, pero entregando nada a la entidad.
Evidentemente, para que el doctor Torre tenga la posición que ha logrado, es importante reconocer, en primera instancia, su capacidad política, pero también, el equipo de trabajo que seguramente tiene entre sus filas a gente con el entusiasmo de la juventud, y otros con la experiencia y vivencias de algunos otros. Esa combinación seguramente puede otorgar buenos dividendos.
Por parte de la oposición tamaulipeca al gobierno, entendiendo a ésta como los partidos que no gobiernan, pero que hacen mucho ruido, también ahí se conforman grupos y se preparan candidaturas en aras de ganar algo que, realmente, se antoja muy difícil, dada la presencia del PRI en la entidad, pero sobre todo, la forma en que se han manejado últimamente los dirigentes de estos partidos políticos.
Recuerde el lector que en los últimos días sonó como escándalo la falsificación de firmas de distinguidos panistas para castigar a otros cuantos. En este caso salió a flote la forma de la diputada Leonor Sarre Navarro, quien asegura no haber firmado ese documento.
Esto constituye un fraude, porque falsificar la firma de alguien no es cosa de todos los días, ni cosa que se castigue con unas orejas de burro por quince minutos. Es más grave, y las consecuencias deberán serlo también.
Como podemos ver, el mapa político de Tamaulipas tiene como en botica: un poco de todo, y de todo eso que nos encontramos en cada partido y grupo surgirán los que se encarguen durante los próximos tres años de gobernar en los municipios y también, de hacer las leyes que nos lleven de la mano al progreso que todos queremos alcanzar.
Algo que no puede faltar también es el hecho de que habrá personas que compren plumas y conciencias para descalificar o enaltecer a alguien. Es una práctica que se lleva a cabo en ciertos niveles, y además, en ocasiones deja buenos dividendos para los clientes, sin embargo, cuando la figura objetivo del ataque está bien posicionada, no hay lengua viperina que pueda desgastar su postura, y seguramente, pese a esos comentarios, el personaje deberá ganar la elección.
Pues poco a poco se va conformando cada pieza del ajedrez, y entonces, corresponderá a los ciudadanos considerar dentro de las propuestas a la persona idónea para ganar, y tendremos que ir a demostrarlo en las urnas en julio próximo.
Es tiempo, pues, de considerar todas las posibilidades, pero hacer un profundo y fuerte análisis, porque el voto que demos puede ser determinante si de elegir gobernador se trata.
Suponemos que en la entidad no hay problema y que quien ha sido designado por el PRI no tendrá problema alguno, pero no puede el doctor Rodolfo Torre confiarse, menos, cuando sabe, por la experiencia que ha alcanzado en los últimos años, confiarse al trabajo realizado.
Ha iniciado una intensa precampaña, y de esa forma, alcanzará la nominación oficial, para seguir con su campaña oficial y luego, a recibir la confianza de la mayoría tamaulipeca. Pero hay que seguir trabajando, para evitar desagradables sorpresas.
Comentarios: santamariaochoa@prodigy.net.mx

Atentamente: Mtro. Carlos David Santamaría Ochoa ¡Ten un buen día!

(Visited 1 times, 1 visits today)