Entre Nos/Carlos Santamaría Ochoa *Nuevos “jueces” electorales

0

Con el nombramiento de los Consejeros Electorales en Tamaulipas se da un paso importante en el proceso de la elección de las autoridades que a partir del 1 de enero de 2011 encabezarán el Poder Ejecutivo estatal, municipales y el legislativo, a través de los diputados por mayoría relativa y por el principio de representación proporcional (de rebote o de chiripa, pues), todos elegidos el 4 de julio próximo.

La primera información que nos habló del proceso de cambio incluía la renuncia de Miguel Gracia Riestra, abogado y notario de la localidad conocido de sobra por la sociedad tamaulipeca. Es un profesional del derecho y su experiencia y prestigio permitió que el IETAM tuviera una buena imagen, pese a que hay aún ahí incrustados uno que otro personaje que, lejos de ayudar, se han convertido en el dolor de cabeza de los que saben de legalidad y principios justos.

En los últimos años han pasado por el Instituto Electoral tamaulipeco diversas personalidades: unos, capaces y profesionales, y otros no tanto, es decir, ha habido un poco de todo, desde los que gustan de los “reflectores” de la prensa, o el protagonismo de la oposición a todo lo que se pretenda acordar, hasta los analíticos, fríos y también, prácticos e inteligentes. Los consejeros han tenido un poco de todo, pero lo más importante quizá es que las elecciones en la entidad no han tenido duda respecto a su limpieza y orden, y al resultado final que refleja, para bien o para mal, lo que el pueblo, los votantes, los electores, han decidido para sí mismos.

El caso es que el licenciado Gracia deja el IETAM y da paso a los nuevos consejeros, aunque algunos han sido reelectos en el pleno del H. Congreso del Estado, que estarán encabezados por el ciudadano Navarro Cantú, quien ostenta hoy el cargo de consejero. Fue uno de los reelectos.

¿Qué esperar del “nuevo” IETAM?

Seguramente los tamaulipecos esperamos que haya cambios importantes, pero no debeos perder de vista el objetivo principal: garantizar la limpieza y buen desarrollo del proceso electoral que está corriendo desde hace algunas semanas.

Algunos elementos identificados con partidos opositores al de las mayorías en Tamaulipas han argumentado en su momento que hubo fraude, que se compraron votos, que la voluntad popular se vio seriamente amenazada por la antidemocracia y mil cosas más.

Al columnista le consta que las cosas se hacen bien, y sobre todo, que la voluntad del votante se respeta: no se cambia una sola boleta porque hay infinidad de ojos viendo el procedimiento, y es difícil convencer a todos cuando se hace algo ilegal.

Una de las novedades en esta designación es que algunos consejeros tendrán chamba segura por espacio de un año y un par de meses aproximadamente, en tanto que otros serán empleados por más de dos años, en lo que se conoce como una sustitución escalonada, a fin de garantizar que siempre haya alguien con experiencia que le permita al IETAM salvar los conflictos que se pudieran presentar.

Es tiempo de dar el voto de confianza a los 7 ciudadanos que fueron elegidos y que, mediante un muy generoso pago mensual que en ocasiones podría no reflejar el esfuerzo realizado, harán uso de todas sus capacidades en bien del proceso de renovación de poderes en la entidad.

Y en este ambiente, mucho se ha dicho acerca de la separación del cargo del abogado Miguel Gracia Riestra. La razón verdadera solamente él la conoce y quien tuvo injerencia para que se tomara esa decisión. Hay que respetar su derecho a no decir nada, e imaginar cuanto nos sea posible en torno al caso, porque ¡vaya que nos gusta inventar y averiguar de más!.

Acordado el marco legal para la celebración de las elecciones, casi aprobado el asunto de las alianzas que, al parecer, en Tamaulipas no se darán, ahora sí, el IETAM tendrá ante sí el reto de garantizar confianza a los votantes para elegir a sus representados, también, de ofrecer certidumbre a los partidos políticos que verán o deberán ver reflejado en este tipo de acciones, el hecho de que se quieren hacer bien las cosas.

Lo cierto es que ahora con los nuevos elementos del IETAM habrá muchas cosas qué cuestionarse, pero ellos no tienen culpa alguna, ya que estarán llegando a la responsabilidad ciudadana, y seguramente, harán una buena tarea, para que todos tengamos la certeza de que se está votando nuestra opinión, pero también, de que se ha tomado en cuenta y ha sugerido algún cambio que da otra dimensión a las cosas.

Respetemos la decisión de quienes decidieron no repetir, así como de los que no llenaron con una sola ocasión. Son razones meramente personales.

A nosotros, los ciudadanos, nos tocará juzgar las acciones de los demás y plasmarlas con hechos y votos, para que no nos digan que alguien votó por nosotros mismos.

La parte medular será la elección suya y mía de quien consideremos la persona idónea. Si coincidimos, Tamaulipas será más grande. En caso contrario, sufriremos una “borrachera” que por lo general tiene “crudas” nefastas.

Comentarios: santamariaochoa@prodigy.net.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)