ORBE/Ma. Teresa Medina Marroquín *Haciendo la talacha… algunos

0

“El genio comienza las grandes obras, pero sólo el trabajo las acaba”

Joseph Joubert

El PAN.

Después de un largo y desgastante proceso de negociación, el Partido Acción Nacional (PAN) atinó en designar a su candidato a gobernador por nuestro estado.

Fueron muchas horas, días y semanas las que tuvieron que pasar para que se oficializara lo que era ya un secreto a voces. Un asunto que seguramente lejos de ayudar perjudicará a la estructura del partido blanquiazul.

Al menos la inconformidad está a todo lo que da en los grupos internos de ese partido.

Sin lugar a dudas José Julián Sacramento Garza tiene sobre sus hombros no sólo una, sino una doble tarea que realizar.

Primeramente deberá atender con carácter de urgente el divisionismo y el descontento que existe en las filas panistas que desde hace un par de semanas exigían la designación del candidato.

Pero además está obligado a conciliar los intereses de su principal opositor Francisco Javier García Cabeza de Vaca que en su descontento en esta decisión del CEN del PAN puede ser el principal enemigo del propio partido, tal y como lo ha sido en ocasiones anteriores.

De hecho ya lo declaró y dice que se va a inconformar antes las instancias correspondientes.

Ante esta situación, el dirigente estatal panista le apuesta a la carta compromiso que firmaran los cinco precandidatos ante las instancias nacionales de aceptar el veredicto final, incluyendo al propio Cabeza de Vaca.

De hecho, a Ramón Antonio Sampayo Ortiz y Luis Alonso Mejía, ya los arreglaron con las candidaturas de las alcaldías de Matamoros y Tampico.

Pero bueno, si Sacramento Garza lo logra, entonces estaría en condiciones de dar la pelea al resto de los partidos políticos que buscan conquistar la gubernatura de Tamaulipas.

Y esa sería su segunda tarea, que de entrada se antoja muy complicada y desgastante para el ahora candidato panista.

De hecho en el comunicado con el que se confirma la designación del senador como candidato a gobernador por Tamaulipas, el PAN considera que José Julián Sacramento los “pondrá a las puertas de la victoria”.

Pero hasta ahí, difícilmente obtendrán el acceso.

El PRI.

La ventaja que le lleva el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a su recién nombrado contrincante panista es mucha.

Rodolfo Torre Cantú no perdió tiempo y ya consolidó el compromiso de aquellos políticos que buscaban la misma posición y que no se vieron agraciados con esta decisión.

Y la talacha de sumar las voluntades de la base priista ya prácticamente está concluida. Los recorridos por los principales municipios del estado para asegurar el apoyo de los diferentes sectores del tricolor han sido todo un éxito.

Desde Nuevo Laredo hasta la zona conurbada el movimiento territorial, el frente juvenil revolucionario, la organización nacional de mujeres priístas, la confederación nacional de organizaciones populares y la confederación de trabajadores de México, se han sumado ya al proyecto de rodolfista.

Prácticamente esperan a que llegue el 14 de marzo para convertir a Torre Cantú en el candidato del PRI a gobernador.

El PRD.

Aquí la situación es totalmente complicada.

Ya se retiró el segundo tirador que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) tenía para buscar la gubernatura.

Alfonso de León Perales se sumó al esfuerzo fallido de Lino Korrodi y ya no quiere saber nada de este proceso electoral porque dice que no existen las condiciones necesarias para realizar una propuesta ciudadana.

Y mientras la dirigencia perredista solamente atina en no comentar nada al respecto.

Al partido del Sol Azteca definitivamente ya se le hundió el barco.

Aquí, sin lugar a dudas, no hay talacha.

Comentarios:

tereorbe@yahoo.com.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)