Entre Nos/Carlos Santamaría Ochoa *Aniversario Scout

0

Hace 153 años, en Inglaterra nació Robert Steaphenson Smith, quien se convirtiera luego en coronel del ejército inglés y lograra muchas victorias y el reconocimiento a su labor militar. El hombre condecorado volvió a Inglaterra, donde participó en un proyecto que él concibió: el movimiento Scout.
Quienes hemos tenido la maravillosa oportunidad de participar en alguna de las ramas –secciones- de un grupo de muchachos scouts, sabemos de la importancia de esta acción que se ha multiplicado a partir del año de 1907 en todo el mundo. 103 años tiene de existencia el movimiento y se encuentra vivo en prácticamente todos los países.
El coronel Steaphenson inicia con un gran campamento en la isla de Brownsea, Islandia, donde cuatro patrullas de muchachos participan: Cuervos, Toros, Lobos y Chorlitos. Posteriormente hay una gran exhibición en el Cristal Palace, en Londres, donde ante la reina presenta al novel movimiento scout, con una filosofía de “aprender jugando”, propiciando una serie de actividades en las que los jóvenes participan con el objetivo de aprender a bastarse por sí mismos, ser responsables, tener una disciplina acorde a los tiempos que, inclusive, algunos historiadores sugieren que era algo así como una preparación al ejército; uniformes, conformación de patrullas y equipos de trabajo, para luego dar vida a la manada, envuelta en la mística de la historia del “Libro de las Selvas Vírgenes”, una maravilla literaria de Emilio Salgari, y que da vida a Akela, Rakscha, Bagheera, Baloo y otros personajes más. Inclusive, en tiempos modernos, Walt Disney hace la película “El Libro de la Selva”, donde da vida a Mowgli, el niño que es abandonado en la selva y se cría con la manada de lobos que encabeza Akela.
Toda una historia, sin duda alguna.
En el caso de las tropas, adopta la mística de la Corte del Rey Arturo: las patrullas se rigen por una Corte de Honor, conformada por todos los guías y subguías, así como los dirigentes: jefe y subjefes. Se basa en la conservación de los métodos donde el honor era importante y los valores humanos constituían lo mejor de cada persona.
Ha tenido el coronel detractores a lo largo de la historia, sin embargo, algunos, la gran mayoría, pensamos que fue bien ganado su nombre scout: Baden Powell, primer barón de Gillwell, en honor al parque Scout de aquel lugar, primero en el mundo.
Baden Powell tendría hoy 153 años, pero como estas cosas o se suceden así, recordamos al fundador del movimiento y la trascendencia que ha tenido en muchos miles de personas como nosotros. Baden Powell es un personaje mundial, famoso, pero más que ello, trascendente, porque ha dotado a la juventud del orbe de un sistema en el que es fácil y divertido aprender cosas, sobrevivir, entender las razones de la vida, amparados en tres principios fundamentales: Dios, Patria y Hogar, partiendo de ahí a la formación de hombres justos, honestos, profesionales y útiles para consigo mismos, los demás y su país.
En la capital de Tamaulipas se llevó a cabo el evento denominado “B P”, que no es el nombre más que las iniciales de Baden Powell. Vinieron muchachos de Tampico y Valles a nuestra localidad a participar en actividades propias para manada de lobatos, tropa de scouts, caminantes y miembros del clan. Todos estuvieron activamente compitiendo y conviviendo, en aras de recordar la fecha que oficialmente es el 22 de febrero. Siempre se hace el evento en la víspera del día si es que no coincide con un sábado o domingo.
El caso es que Victoria la capital de Tamaulipas tuvo visitantes que entre el Planetario, la Unidad Deportiva “Tamaholipa, siglo XXI” y el paseo “Pedro J. Méndez” hubieron de llevar a cabo una serie de acciones que seguramente veremos en algún diario de la localidad reflejadas en calidad de nota o reportaje.
¿Qué se gana son ser scout?
La verdad, el nombre no dice mucho: scout es igual a explorador en la lengua inglesa, sin embargo, para muchos, ser scout significa haber tenido la oportunidad de apreciar la obra de Dios en la naturaleza y aprender a convivir con ella sin dañar su entorno, dejando el mundo en mejores condiciones de cómo lo hemos encontrado.
Es también reconocer el valor de la Patria y convertirse en hombre útil, y, finalmente, ser un buen miembro de la familia, en el hogar, con los nuestros, y demostrarles y demostrarnos que podemos apoyarnos todos a la vez en la parte que compete a cada uno.
Sinceramente, disfrutamos mucho el evento que tuvo verificativo los días sábado 20 y domingo 21, y también pudimos saludar a algunos ex scouts de muchos años.
Este tipo de eventos nos recuerdan que si todos hacemos una parte importante, podemos combatir actos al margen de la ley, con actividades positivas que mantengan a nuestra juventud ocupada en cosas de bien.
Felicidades a Baden Powell, donde quiera que se encuentre, y a sus herederos, los millones y millones de scouts alrededor del mundo, esperando que, como él decía, estén hoy y todos los días “SIEMPRE LISTOS PARA SERVIR”
Comentarios: santamariaochoa@prodigy.net.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)