Entre Nos/Carlos Santamaría Ochoa *Se buscan candidatos

0

Hoy en día, en Tamaulipas y otros lugares, la gente está ávida de encontrar a quienes puedan representarles en un Congreso, es decir, se está procurando encontrar a quienes puedan ser diputados, o sea, representantes populares que respondan a las necesidades y expectativas de la sociedad, y que puedan ser congruentes, primero, consigo mismos, luego, con los demás, independientemente de que tengan una honestidad probada, ya que hoy en día se duda de esta virtud en varios de los integrantes de la actúanl legislatura, así como de otros que ya pidieron su licencia, aunque no se compusieron, para ser sinceros.
Imagine el lector que hay institutos como el PRD que están buscando a quienes les representen tanto en la legislatura próxima, como en los 43 ayuntamientos y obviamente, en la gubernatura.
El trabajo no será sencillo, ya que seguramente tendrán que emular a los gloriosos pepenadores, aquellos individuos que viven del desperdicio que emitimos los seres humanos.
Aquellos que van a diario a los basureros en busca de algo que pudiera convenir a sus intereses, pero que ya fue desechado por otras personas, sea por su alto grado de contaminación, o porque de plano, no tiene utilidad alguna.
Es el caso de algunos que buscan entre la sociedad a aquellos individuos protagónicos, tramposos y habladores, gritones y sin escrúpulos, capaces de cambiar su ideología política –recuérdese, el PRD es presuntamente de izquierda, aunque sus miembros cobran como de derecha- por una candidatura, dado que se llevan “una lanita” para su causa.
Esos abundan en el instituto llamado del “sol azteca”, aunque si fuéramos aztecas defenderíamos y pelearíamos esa agresión etnológica.
Bien, un claro ejemplo lo tuvimos con la actual legislatura, donde una dama sin oficio político llamada Diana Chavira estuvo durante su gestión, procurando incomodar a todo y a todos, claro, sin fundamento alguno.
Legisladores de rebote los hay, y ahora que se han dado en formar alianzas, se darán mucho más. No concebimos –y ya lo habíamos comentado- una alianza PAN-PRD, por el simple hecho de que tienen ideologías completamente distintas.
Ahora, cuando una coalición de esta naturaleza llama para candidato a un ex priísta, menos se entiende su formación u honestidad. Entendemos entonces que buscan llegar a la misma, a sabiendas que no ganarán, pero al menos garantizarán con una bicoca de votos, la permanencia de los partidos por los que contendieron.
Resulta patético el ver la manera en que se quieren aliar, “todos unidos contra el PRI”, porque tienen la idea en la cabeza de que el tricolor es invencible, porque de otra forma, tendrían el carácter para buscar entre sus militantes a alguien con capacidad para ganar.
En ese caso, el PRI no se preocupa, aunque claro, hay que luchar por un triunfo que, más que asegurado, tiene que darse en el proceso electoral que culmina con la asistencia a las urnas por parte de la ciudadanía.
El caso de los candidatos que pudieran o quieren llegar es realmente sorprendente. Decíamos que gente como la señorita Chavira tiene deseos de estar integrados a la nómina del Congreso durante tres largos y pesados años, aunque no paguen sus obligaciones, pero con un poquito de inversión, de repente podrían llevar a un grupo de señoras, de esas que no tienen más ocupación que llegar a hacer plantones con todo e hijos –lo cual es ilegal según la convención de los Derechos de los Niños- para apoyar la causa que no tienen ni la más remota idea de qué se trate.
El caso es cobrar los 100 o 500 pesitos, depende del sapo, para gritar mentadas de madre y toda la cosa contra el sistema, al que por cierto, se deben.
Y los partidos chicos, también llamados “alternativos”, buscan ese tipo de personas, porque no les darán problemas y, en un determinado momento, podrán ser sujetos a una diputación de esas de chiripa llamadas plurinominales, que se entregan a los amigos de los dirigentes sin necesidad de hacer campañas ni otra cosa, y que les permiten cobrar como si trabajaran durante 36 largos y tediosos meses.
Aclaramos, el cobro es por 36 meses, no el trabajo.
En fin, se buscan candidatos; si usted no tiene empleo o quiere ganar fácil su lanita, si gusta de levantarse sin temor a que critiquen su ridículo proceder, su forma torpe de hablar o de actuar, entonces, vaya a un chat, busque a un chico o una chica que le pueda hacer un currículum en computadora, porque es más “apantallante”, y vaya al PRD o a otro partido de oposición, porque hoy por hoy, necesitan quien se juegue su prestigio y reputación como candidato.
A lo mejor tiene suerte como aquel reynosense de apellido Cabeza de Vaca, y puede llegar a un carguillo, pero no espere ser alcalde o diputado por mayoría, porque eso está destinado a gente que sí trabaja.
Comentarios: santamariaochoa@prodigy.net.mx

Atentamente: Mtro. Carlos David Santamaría Ochoa ¡Ten un buen día!

(Visited 1 times, 1 visits today)