Óptica/Gastón Monge *Seis años de logros, seis años de obstáculos

0

Luego de seis años de gobernar Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores se despidió de la mejor manera en que pudo hacerlo; en un marco mediático bien planeado y perfectamente montado, en el que dijo a los tamaulipecos que les dejó un estado moderno, competitivo y justo.
Melancólico se le vio, y en ocasiones hasta triste por dejar un estado de cosas incompleto, pero no porque le faltó tiempo, sino porque no pudo hacerlo por falta de voluntad política que le fue restada por factores externos que lo maniataron y le impidieron ser un mejor gobernante.
Bajo ese contexto, Eugenio no pasará a la posteridad como el mejor de los gobernantes de Tamaulipas, sino como uno más que deja el cargo, porque el flagelo de la inseguridad que arreció durante su mandato, nunca pudo eliminarlo, muy a pesar de intentarlo una y otra vez, porque la enorme corrupción en sus cuerpos estatales de seguridad se lo impidieron, al igual que los municipales.
Fue tal vez ese renglón en el que Eugenio topó tantas veces, que se vio imposibilitado para avanzar, y lo que muchas veces negara con insistencia, tuvo que reconocerlo con paciencia, porque lo ocurrido en la mayoría de los 43 municipios de la entidad en materia de inseguridad, ya no podía ocultarlo.
Pero tal vez no fue por falta de voluntad, sino porque el gobierno federal tampoco se decidió a actuar con prontitud, y entre ambos dejaron crecer un ente deforme y peligroso que Egidio Torre Cantú deberá afrontar con mayor aplomo y entereza, si es que quiere ganarse de inmediato la confianza de los tamaulipecos.
El renglón de la inseguridad fue el único obstáculo serio que tuvo Eugenio en sus seis años de gobierno, cierto, y ello fue y seguirá siendo el mayor problema que enfrentarán los futuros gobernantes durante los siguientes años, hasta que el Estado, en sus niveles federal y estatal, tengan la fortaleza suficientes como para encarar al crimen organizado e imponerle sus condiciones, de otra manera, las cosas seguirán en el mismo tenor.
Las revelaciones espectaculares hechas por Wikileaks así lo demostraron, porque no solo descubrieron el tenue velo que envuelve la incapacidad de nuestras policías para enfrentar la inseguridad, sino que además revela una total parálisis en materia de administración y procuración de justicia, y Tamaulipas no es la excepción.
No puedo decir lo mismo en los rubros de salud, educación, apoyo al campo e inversión, porque en ellos Eugenio supo valorar su importancia y destacar su potencial, y aunque a nivel internacional en educación México y Tamaulipas sigan a la zaga entre muchos países igual de subdesarrollados, no se puede negar que hubo avance, muy a pesar de ese enorme retraso de más de 25 años que reconoce la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
En turismo y migración, detonantes importantes para un estado fronterizo, Eugenio no pudo tampoco hacer mucho, porque la inseguridad acabó prácticamente con el turismo, y el más claro ejemplo es Mier, municipio que pasó de ser pueblo mágico a pueblo fantasma, mientras que la masacre de San Fernando, fue suficiente como para dejar un terrible antecedente muy difícil de borrar.
Fuera de ello, creo que Eugenio dejará un Tamaulipas más desarrollado, fuerte y progresista, tarea que le corresponderá fortalecer aún más a Egidio con un gobierno más fuerte, cosa que no pudieron lograr sus antecesores como Tomás Yarrington y Manuel Cavazos Lerma, quienes asistieron al informe del mandatario.
Pero confío en que Egidio sabrá sacar la casta y poner en su lugar a quienes quieran salirse del redil durante su gobierno. Pero creo que antes de ello, deberá poner orden en las policías municipales de los 43 municipios, y trabajar muy cerca del gobierno federal, para erradicar ese cáncer que no cede y al que deberá extirpar de raíz.

_______
Me enteré de una muy mala noticia que está ocurriendo en la presidencia municipal. Es el hecho de que funcionarios de alto nivel están solicitando a los empelados no sindicalizados, que presenten de inmediato su renuncia, porque de no hacerlo no se les pagará la segunda quincena de diciembre.
Pero lo peor de ello es que se les está entregando una hoja sin membrete oficial y sin remitente, en la que se solicita al empleado su renuncia voluntaria, certificando que no existe adeudo alguno ni prestaciones que cobrar, renunciando también a todo tipo de derecho, lo que me parece injusto, ya que no se les reconoce tampoco la antigüedad de tres años de servicio.
Si bien esto es sintomático cada tres años, en esta ocasión se fueron al extremo, ya que a nadie se les pagará la correspondiente liquidación por servir durante tres años al municipio, y para respaldar esta injusticia, la hoja que se les entregó a los empleados no sindicalizados, no tiene elementos legales para el reclamo.

_______
Otra injusticia que presencie fue la de una empresa importadora de autos que abusó de al menos cien paisanos que la contrataron para la importación de sus vehículos, los que ante una serie de irregularidades de los propietarios de la empresa, se encuentran varados en la ciudad desde hace una semana, pese a haberle entregado mil dólares promedio por cada uno de los paisanos.
¿De qué sirvió la visita del secretario de gobernación a la ciudad Francisco Blake Mora, si los abusos en contra de los paisanos continúa? Las promesas de acabar con el coyotaje y el abuso siguen siendo palabras huecas de funcionarios de escritorio que nada saben de la realidad que aqueja a estas personas.
Se habló con el subadministrador de la aduana, y en vez de ayudarlos les dijo que se trata de un asunto entre particulares, y lo mismo ocurrió con los funcionarios del Programa Paisano, cuya titular en la ciudad Patricia Ferrara, en vez de dirigirse al lugar del conflicto, les pidió que fueran ante ella para ver que hacía.
Qué descaro de funcionarios, ¿qué acaso no están en esos cargos para ayudar al paisano?

_______
Mi amiga, la licenciada Minerva Oseguera, cumple 10 años como editora de la revista Desarrollo Siglo XXI, y se finca como una mujer exitosa en esa difícil carrera que es la comunicación especializada en el comercio exterior.
Sin duda el camino no fue fácil para llegar a esos diez años, y ello me consta porque en sus inicios, cuando aún no nacía su revista, algunos de mis consejos le sirvieron tal vez, para emprender esa aventura que 10 años después fructifica con un buen nombre a nivel nacional.
Mis felicitaciones a Minerva por su empeño y su entereza en seguir con un proyecto harto difícil en el campo de la comunicación.

Hasta mañana
(gastoneligio@hotmail.com)

(Visited 1 times, 1 visits today)