Óptica/Gastón Monge *¿In…feliz Año Nuevo?

0

Aún no termina este año, y nuestras autoridades de los tres niveles de gobierno ya iniciaron con sus amenazas a la población civil, de que será necesario hacer ajustes a sus programas y proyectos en cuanto a los costos de los servicios que se les otorga, por lo que la promesa de que a partir del primer día de enero del 2011, habrá aumento en el precio de los productos básicos, será una realidad.
Esto siempre ocurre en cada año que inicia, pero no siempre se combina con una crisis económica como la que padece nuestro país, y sobre todo, como la que padecen los más pobres y marginados que tienen que subsistir con esos miserables salarios.
A nuestros gobernantes y empresarios que dicen son los que sostienen la precaria economía del país, no les importa saber que miles de mexicanos mueren de hambre, solo les importa saber que sus ganancias no se estanquen o mermen, por lo que la fórmula fácil es elevar el precio de sus productos, sabedores de que al precio que sea serán comprados porque se trata de productos de primera necesidad, es decir, de alimentos y energéticos.
Así, que importa que para enero tenga que aumentar de nueva cuenta en escala aritmética el precio de la gasolina, tampoco nos puede importar si el precio del pasaje, al menos en Tamaulipas, aumente de 6.50 pesos a siete pesos o más, o que el gas doméstico en cualquiera de sus presentaciones, tenga que subir de precio.
Qué puede suceder si aumentan el precio de las tarifas de agua potable en la entidad, tal y como lo anunció la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado (Ceapa), o tan solo, ellos prevén que nada ocurrirá si aumentan los precios, al fin y al cabo que no habrá protestas porque el pueblo está sumido en un espantoso conformismo.

_______
Y para no variar, la Diócesis de Nuevo Laredo, una de las instituciones más confiables en lo que se refiere a la medición de la pobreza en nuestra ciudad, tiene un dato revelador que las autoridades se niegan a reconocer, y es el hecho de que poco más de 30 mil familias se encuentren en niveles que pudieran rayar tal vez la marginación total.
Si por marginación entendemos la ausencia de bienestar social y no solo de cosas materiales o alimento, entonces veremos que la Diócesis tiene mucha razón, ya que me parece torpe que se trate de ocultar esa realidad con conceptos vacíos y huecos como el de llamar pobreza alimentaria a la extrema pobreza.
Por ello es que la Diócesis ofrecerá alimento a 10 mil personas previamente analizadas y comprobadas de que padecen hambre. Se trata de la Posada del Compartir con la que se pretende dar un poco de alimento a quienes no lo tienen.
Es una buena obra y un mejor ejemplo que todos debiéramos imitar, ya que al desprendernos de algo nuestro para ofrecerlo a quienes lo necesitan, no solo hablará bien de nosotros, sino de quienes lo reciban. Desafortunadamente no todos comparten lo que tienen, y en vez de dar, quitan.

_______
Hoy sábado 11 de diciembre estarán en la ciudad varios diputados federales para cumplir con un protocolo que cada año se repite en la mitad del puente internacional I, en donde se encontrarán con legisladores de Estados Unidos para darle lo que ellos llaman, la bienvenida a nuestros paisanos, aunque no entiendo cómo se puede mejorar el trato hacia ellos, si pese a este tipo de acciones, de programas y de promesas, el abuso y la extorsión siguen siendo el pan de cada día en esta temporada.
Creo que hasta el momento ninguna acción o programa ha dado los resultados que nuestras autoridades pretenden, porque creo que nuestras autoridades han equivocado la estrategia para combatir ese mal endémico que mantiene aterrorizados a nuestros paisanos.
Lo que deben hacer es combatir la corrupción en las esferas del poder a la que pertenecen los funcionarios que inventan este tipo de programas tan inútiles como ellos mismos, es decir, buscar, detectar y encarcelar a los funcionarios que ellos saben, son corruptos y que expandan esa ilícita práctica entre la inútil burocracia.
De nada sirve que pidan que se denuncie la corrupción, si las denuncias caen en funcionarios corruptos que tiran las quejas al cesto de la basura. La estrategia no debe ser pedir no solo la denuncia ciudadana, sino predicar con el ejemplo y meter a la cárcel a quienes se han aprovechado durante años de la corrupción para enriquecerse o cuando menos, para hacer de ella un ‘modus vivendi’.
Por eso creo que la denuncia ciudadana solo funcionará si a la par se lleva a cabo un programa de limpieza total entre funcionarios corruptos, porque solo de esa manera el ciudadano común como usted y como yo, podremos volver a confiar en nuestras autoridades.

Hasta mañana
(gastoneligio@hotmail.com)

(Visited 1 times, 1 visits today)