Entre Nos/Carlos Santamaría Ochoa *Victoria se transforma

0

Este martes el presidente municipal de Victoria, la capital de Tamaulipas, llevó a cabo la ceremonia en la que tanto él como su distinguida esposa Alejandra Osuna han rendido cuentas a la sociedad victorense, en acto que tuvo lugar en el teatro “Amalia G. de Castillo Ledón”, en medio de un impresionante aparato de seguridad, y con la asistencia de muy distinguidos victorenses, entre otros, porque también se dieron cita representantes de las fuerzas vivas de todos los sectores y niveles.
Arturo Diez Gutiérrez Navarro ofreció una serie de datos que consignan el trabajo realizado en la capital del estado durante los últimos tres años, donde ha habido un poco de todo, y pese a haber sufrido aquel embate del huracán Alex, podemos pensar que la ciudad y sus alrededores se han recuperado en forma significativa.
Falta mucho aún, y eso se tiene que reconocer, sin embargo, no es justo ni magnificar ni minimizar el esfuerzo que se ha llevado a cabo.
Un importante grupo de empleados municipales han trabajado en distintas áreas y actividades para que los programas se hayan llevado a cabo con buenos resultados, y también, para que algunos no hayan podido ver buen final pese al entusiasmo imprimido en ellos. No todo sale bien en la vida y eso lo sabemos quienes hemos tenido la oportunidad de entregar nuestra fuerza de trabajo a un patrón, oficial o de la iniciativa privada.
La ceremonia fue emotiva, porque, como sucede cada tres años, el último encuentro con la sociedad es una despedida del político que concluye su misión, y hay mensajes en torno a esa etapa que, bien, regular o mal, se lleva a cabo, se cumple y entonces se abre un abanico de posibilidades en torno al futuro de muchos de nuestros servidores públicos.
Arturo Diez Gutiérrez Navarro ha dejado en el mensaje la obra realizada en distintos puntos de la geografía de Victoria y sus alrededores en distintos rubros que finalmente quedan para el juicio de los ciudadanos.
Habrá que considerar, como suele suceder en todas las administraciones municipales, estatales y federales, la opinión de los beneficiados o los que quedaron poco satisfechos por no haberse cumplido sus expectativas o peticiones. Siempre sucede lo mismo con todos los alcaldes.
Y a la comunidad nos quedan obras y proyectos; los proyectos por lo general son tomados por las autoridades que preceden a la administración que cierra, y si son viables, se llevan a cabo, siempre y cuando haya también el recurso financiero necesario, porque todos sabemos que la crisis económica afecta no solamente a las familias sino a la obra pública, que a veces se ve congelada por esa situación.
La administración municipal ha llevado a cabo las actividades dentro de distintos campos de desarrollo. Uno de éstos, sin lugar a dudas altamente interesante, es el referente a la creación de fuentes de empleo, y aquí tenemos que reconocer que ha sido un éxito el poder haber logrado que se instalara una importante tienda departamental en la capital de Tamaulipas, lo que ha significado casi un millar de fuentes de empleo, independientemente de los empleos temporales que se originaron durante la construcción del almacén.
Sin duda alguna es una de las mejores noticias que puede tener el ciudadano común y corriente que ve cómo su poder adquisitivo se merma, se disminuye por acciones que a nivel nacional están perjudicando al país y que repercuten en la cartera y bolsillo de cada uno de nosotros.
La carestía, la falta de oportunidades, la poca difusión y otros rubros han incidido fuertemente en este aspecto: hoy, ganamos los mexicanos menos dinero que antes por la forma en que hemos sido sorprendidos por una serie de medidas que no vemos la manera en que nos ayuden.
Triste es ver que el gas y la gasolina suben cada mes, que tarifas de servicios del sector público se encarecen y que los salarios no aumentan lo que sería ya no holgado sino justo.
Somos ese grupo de mexicanos y victorenses en nuestro caso los que aplaudimos cuando hay fuentes nuevas laborales, los que nos congratulamos por el hecho de ver que alguien podrá mejorar su nivel de vida, y aunado a ello, los que transitamos por nuestras calles y vemos que hay pavimento nuevo, que la vialidad es mejor –no así el tráfico, que conste- y que entendemos que los servicios están mejorando, quizá no con la magnitud que todos quisiéramos, pero sí a un buen paso que casi a todos satisface.
Arturo Diez Gutiérrez y su esposa Alejandra concluyen su administración municipal el 31 del presente mes de diciembre, y no sabemos qué planes tendrán, pero sí entendemos que la labor que han realizado les ha dejado contentos mas no satisfechos, porque siempre quedan cosas pendientes por realizar en cualquier sistema de gobierno, sea municipal, estatal o federal.
Se van, y la sociedad juzgará los resultados, y los premiará o demandará de la forma acostumbrada.
Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Atentamente: Mtro. Carlos David Santamaría Ochoa ¡Ten un buen día!

(Visited 1 times, 1 visits today)