¿Vendió caro su amor?

0

NO se obsesionó con la candidatura a una diputación local y, finalmente, el ingeniero GONZALO TREVIÑO ALANIS obtuvo inmejorable recompensa al ser nombrado nuevo subsecretario de Transporte en la entidad.
Apadrinado por el ex titular de esa dependencia y ahora presidente del Comité Estatal del PRI, RAMIRO RAMOS SALINAS, y avalado por el gobernador EGIDIO TORRE CANTU, el egresado del Tecnológico de Matamoros se ha integrado al gabinete torrista.
Luego de la renuncia de MANUEL DE JESUS IBARRA ante la presión ejercida por taxistas y microbuseros, TREVIÑO ALANIS fue llamado a ocupar ese importante cargo en el organigrama estatal.
El movimiento oficial ha dejado acéfala la Delegación en Matamoros, por lo que se espera que se nombre al sustituto en las próximas horas.
La lealtad mostrada a RAMOS SALINAS, su padrino político, y además la disciplina partidista a la hora de la designación de los candidatos tricolores a alcaldías y diputaciones locales, colocaron a GONZALO TREVIÑO en excelente posición a los ojos del dirigente estatal priísta.
Sobran quienes opinan que el ingeniero de profesión “vendió caro su amor” para no levantar olas en el proceso interno del Revolucionario Institucional.
Obviamente, su habilidad para desplazarse en el primer círculo del poder estatal, permitió también su rápida asunción a la Subsecretaría Estatal del Transporte.
Con todo y que el transporte colectivo urbano desde siempre ha sido uno de los problemas principales en cada sexenio local, TREVIÑO ALANIS logró sortear una serie de dificultades para medio someter al orden a concesionarios del transporte y sus respectivos operadores, aquí, en su terruño.
No obstante, las circunstancias antes mencionadas son las que realmente lo colocaron en esa posición de primer nivel, apenas a mitad del actual régimen sexenal en Tamaulipas.
Sobra decir que inmediatamente después de la entrega de su nombramiento oficial, surgieron amigos y enemigos del flamante funcionario estatal.
Quienes le criticaban su manera de cumplir con su trabajo en esta ciudad fronteriza, ahora opinan lo contrario.
Asimismo, quienes consideran que la “revolución no les hizo justicia”, con miras al proceso electoral intermedio que culmina el 7 de julio, se que quejan amargamente de su nueva misión, la cual, en su opinión, no la merecía ni está capacitado para desarrollarla.
Sea como fuere, la realidad es que GONZALO TREVIÑO ha sabido mantenerse en el ánimo de los políticos del momento y, sobre todo, no chocar frontalmente con ninguno de sus detractores gratuitos.
Cuestión de analizar su cercana relación con su ex jefe inmediato, RAMIRO RAMOS SALINAS, antes de que éste fuera llamado por el mandatario estatal para hacerse cargo de la dirigencia del PRI.
Por lo pronto, habrá de enfrentar la herencia que le dejó su antecesor MANUEL DE JESUS IBARRA, quien, entre paréntesis, no pudo someter a los transportistas colectivos urbanos y terminó sucumbiendo a su presión.
Tocará a GONZALO hacerles los honores a los encargados de movilizar a miles y miles de ciudadanos hacia y desde sus respectivos centros de trabajo, en las principales ciudades de la geografía tamaulipeca.
Nada fácil, por supuesto, si se toma en cuenta que esos grupos de poder desde siempre se han salido con la suya a la hora de pretender nuevas concesiones o incremento en las tarifas.
El caos que provocan cuando deciden presionar con un paro de labores, aunado a los servicios que prestan para el acarreo de gentes en los mítines políticos son sus cartas más fuertes.
Por lo tanto, es difícil predecir la suerte que correrá el tercer subsecretario del transporte y, en consecuencia, las cuentas que habrá de entregar al Jefe del Ejecutivo Estatal.
Y hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)