La salud y sus estrategias

Muy gratificante ha sido, sin duda alguna, asistir a la Conferencia Nacional de Comunicación y Salud de España, en la sede de la Universidad Carlos III de Madrid con sede en Getafe, y a la que han asistido numerosos representantes de grupos no gubernamentales, autoridades del Ministerio correspondiente y periodistas.
Coincide con la comparecencia del doctor Norberto Treviño García-Manzo en el Congreso de Tamaulipas, dentro de la glosa del III informe de gobierno, y donde se puso de manifiesto que el sector Salud ha trabajado en forma muy fuerte, que los resultados son alentadores aunque no perfectos, porque todos sabemos que los buenos resultados dependen del binomio autoridad-sociedad, y cuando los ciudadanos no hacemos nuestra parte, no hay autoridad que pueda entregar cuentas al 100 por ciento.
Treviño García-Manzo habló del Seguro Popular, del abasto de medicamentos, de la cobertura universal y de la obertura en clínicas y hospitales.
Cierto: falta dinero para más, porque la salud es un tema que cuesta mucho pero mucho dinero aquí y en China, y eso lo sabemos quienes hemos estado ligados de cualquier forma a él.
El ejemplo de la diabetes, la principal causa de muerte en México es tácito: miles de muertes, miles de incapacitados, miles –millones- de consultas y medicamentos se distribuyen diariamente para lograr que tengamos un mejor nivel de vida.
Cierto es que falta aún mucho por hacer, que hay muchos con problemas que no son atendidos, y sabemos que un gran porcentaje, en el caso que referimos como ejemplo, es porque no sabe que tiene diabetes, porque no han querido, por miedo o ignorancia, ser diagnosticados, y eso es una realidad que conocemos desde hace años. No es fácil, porque mucha gente teme un chequeo ante la posibilidad de estar con una enfermedad incurable al día de hoy.
Y en la Conferencia Nacional hemos visto que existe la misma necesidad en España que en México y en prácticamente todo el mundo: se requiere de comunicadores, profesionales de este campo del conocimiento para que los mensajes puedan llegar de forma más clara y precisa. Hemos escuchado testimonios de gente que tiene mucha experiencia en el campo y afirman lo mismo: nos falta tener el mismo lenguaje que los pacientes, a miembros del sector sanitario: médicos, enfermeras, especialistas, trabajadores sociales, nutriólogos, terapeutas, y los que conforman el equipo multidisciplinario.
El secretario de Salud de Tamaulipas es un hombre exigente y no está conforme con lo que sucede: cuando se presentan contingencias exige mucho a sus colaboradores, y cuando se presentan casos de tal o cual padecimiento exige aún más, a sabiendas que una gran mayoría se propician por desconocimiento de los ciudadanos; a veces no queremos hacer lo que nos recomienda la autoridad por diversos factores motivo de varias investigaciones.
La comunicación entre miembros del equipo sanitario y pacientes se torna fundamental, y entre autoridades y éstos es básica: hay que conformar un frente común, y eso lo han reconocido los miembros del Congreso del Estado, siendo los pronunciamientos de todas las fuerzas políticas, y demostrando que en este tema no hay colores o filiación partidista: solo un objetivo: mejorar la salud de todos los ciudadanos.
No es para sentirse totalmente satisfecho, pero sí a gusto con los logros obtenidos, pedir a todos los involucrados que se haga más, que se trabaje más intensamente, y que se logre mejorar aún más la salud de todos.
La glosa tenía que contar con la comparecencia de un sector clave, y qué mejor el ejemplo que el titular de la Secretaría de Salud.
El gobernador seguramente estará satisfecho con lo que se ha logrado, y, conociéndolo, va a pedir aún más, lo que no es nada nuevo, porque están acostumbrados a trabajar a marchas forzadas.
Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)