Inicia PRI una nueva campaña

Con la llegada de Rafael González Benavides a la presidencia del Comité Directivo Estatal, y de la diputada Aída Zulema Flores a la secretaría general del tricolor, el Partido Revolucionario Institucional ha iniciado una nueva campaña en pos de una victoria electoral, rumbo a los comicios en los que habrá cambios en Congreso, municipios e inclusive, la gubernatura.
Pensará el lector que andamos perdidos por las fechas: decía Eduardo Darán, un conocido y famoso dirigente del movimiento Scout, durante la celebración del Curso Esquema Insignia de Madera: “Y tú, ¿ya tienes listo a tu sucesor?”
Contestábamos que no, porque acabábamos de llegar al cargo, pero él afirmaba: “desde el primer día en que uno llega a una responsabilidad, tiene que tener pensado quien le sucederá, para que los proyectos y planes no se entorpezcan.”
Las sabias palabras de Darán nos recuerdan que todo lo que inicia concluye, y para que perdure, hay que estar preparados. El PRI, seguramente ha aprendido de los últimos comicios en diez o veinte años y habrá de mejorar sus estrategias para lograr las victorias de antaño, en forma clara y contundente, que no de pie a habladurías de esos que reniegan hasta de haber nacido.
Rafael González Benavides no es un desconocido en la entidad: ha ocupado diversos cargos públicos y tiene una probada reputación como hombre probo; de la diputada Aída Zulema no tenemos mucha información, pero pensamos que se apega a las formas de pensar de Rafael González y de quienes mandan en Tamaulipas, en el sentido de ser congruentes con sus postulados, ideas y demás.
Ellos prepararán desde esta fecha el camino hacia las nuevas elecciones tratando de convertir al PRI tamaulipeco en esa fuerza que, irremediablemente ganará las elecciones. Eso lo deben tener siempre en mente los triunfadores, porque si no lo hacen de esa manera, sería oportuno dejar el puesto a otros.
González Benavides llega pues, precedido de un buen cartel político y pretende consolidar el mismo como dirigente del partido más influyente en Tamaulipas. Es el PRI, aunque muchos no lo quieran ver, el que tiene mayorías y el que mantiene posiciones estratégicas. El reto es no únicamente mantenerlas, sino mejorarlas.
Enfrente tienen contrincantes que han crecido por la incapacidad de algunos priístas y por la astucia de otros no priístas que aprovecharon cargos y demás para llegar a ser lo que son.
El tema no es cómo llegaron esos arribistas de la política, sino que ahí están y seguramente no estarán con los brazos cruzados esperando que el PRI trabaje y ya: habrán de dar la batalla en todos sentidos.
Qué bien que se ha oficializado el cambio de dirigencia en el PRI tamaulipeco, y qué bien que la responsabilidad ha recaído en dos personas cuya presencia debe ser productiva en todos sentidos.
Tiene Rafael ante sí la oportunidad de mostrar sus conocimientos en el mundo de la política, donde no es nuevo, y de demostrar también que es buen dirigente, que sabe conducir a los grupos que hay dentro del tricolor y que son muy diversos: jóvenes, mujeres, obreros, sector popular, movimiento territorial, campesinos y muchos más, que piensan que tienen todos los derechos habidos y por haber; consensar con ellos será lo primero, y posterior a ello, demostrar por qué siguen siendo mayoría en la entidad.
Vienen cambios seguramente en la estructura partidista, y estaremos pendientes de ellos; los cambios deberán ser para mejorar lo ya realizado por anteriores dirigentes, y entonces, demostrar de qué está hecho el PRI en la entidad, y buscar la forma de consolidar lo que han logrado escalar… o dejar que otros lo ocupen.
La decisión, sin lugar a dudas, está en los priístas, que deberán apoyar a su dirigente para que los triunfos lleguen sin problema; caso contrario, habrán de mantener la calma para aceptar la pérdida de posiciones.
Esperaremos: el juez Cronos es el mejor de todos, y dirá a los priístas que tan viable fue su elección.
Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)