Chamba mata carita

RELATO 1.-A pie, en coche, en bici o a lomo de caballo, se le ve como hormiguita por toda la ciudad y por sus ejidos y su popularidad crece como bola de nieve y, eso, se refleja en su rostro colorado.
El atendió los consejos que le obsequiaron quienes lo estiman y aprendió rápido que sonreír no cuesta nada y que si, le perjudica mucho, conservar la seriedad cuando el caso no lo amerita y más aun cuando frente a él cientos de victorenses estiran sus manitas para que los salude.
A él se le nota completo y ellos, los ciudadanos, con la velocidad de la luz se han acostumbrado a su presencia, como se hace con los buenos amigos.
Y es que abrí su “Factbook” y me encuentro con cientos de fotografías que lo dibujan a él y a ellos contentos, abrazados y como haciendo equipo, que es lo que se necesita urgente en estos momentos en los que
la situación va retomando su camino para bien de todos los que habitamos en esta bella capital de Tamaulipas.
Cada una de esas graficas es distinta, pero reflejan lo mismo, que es la esperanza que no se pierde y la ilusión que no se agota.
Y ni como regatearle el mérito a sus asesores y colaboradores, porque son ellos los que con ideas creativas le han inyectado sabor y color a sus programas de trabajo, como “Sí cumplo gano” y “Libre 17”, este último, que promueve la unión entre los ciudadanos de bien que anhelan aquellos tiempos cuando pasear por la avenida principal de Ciudad Victoria en forma tranquila, era todo un agasajo.
Con bici, con patinetas y con o sin mascotas los ciudadanos van y vienen por esa emblemática avenida de esta capital felices, protegidos y contagiados por la buena vibra y por la música que invita a mover el bote. Eso, hace que se olviden un poco las penas y que se recobre la confianza, la que nunca se tenía porqué haber perdido.
Y allí esta él atento, sonriente, multiplicando su día para felicitar a los maestros, a las madres, a los atletas, y para cumplir con su promesa de escuchar de frente en las audiencias públicas, esas que permiten el intercambio de palabras que luego se convierten en buenos resultados.
Se nota, también, calidad y orden en los servicios públicos como la recolección de basura y en las obras, como la pavimentación de calles que alcanzaban la categoría de cráteres y el arreglo de otras que permanecían olvidadas de la mano de Dios.
Va bien el alcalde de Ciudad Victoria, Alejandro Etienne Llano, a unos meses de que asumió el cargo y sus votos, se van multiplicando.
Y sin querer queriendo y con facilidad se va abriendo espacio en la reducida lista de nombres con futuro.
Pero, además, le hace honor a uno de sus “slogans” de campaña.
Aquel que decía que “A Etienne, nada lo detiene”.
RELATO 2.- Va el agradecimiento de “Don Javo” a todos aquellos que participaron para que la titánica jornada que vivió, llegara a su fin.
Y es que esta persona de la tercera edad ya puede levantar con las dos manos su codiciada escritura que le concede seguridad jurídica a su terreno, ubicado por allá por el sur de la capital tamaulipeca.
Para “Don Javo” quedaron atrás los largos peregrinajes por los pasillos del ITAVU y los tragos amargos que agotaron su paciencia.
Hoy, regresa a ver otra vez la vida con optimismo y eso, se lo agradece, al Director General del ITAVU, Carlos Montiel Saeb, a Sedesol estatal, al ayuntamiento de Ciudad Victoria y a las autoridades del Registro Público de la Propiedad y de Protección Civil, porque cumplieron con su palabra.
“Don Javo” está feliz y ustedes colaboraron a incrementar esa dicha.
Y de nuevo su confianza, hacia los servidores públicos.

Correo electrónico: tecnico.lobo1@gmail.com

(Visited 1 times, 1 visits today)