Cien Imágenes, 27ª. Edición

Como hace veintisiete años, el Centro Cultural Tamaulipas ha lanzado la convocatoria para participar en la exposición fotográfica por excelencia, tradicional y especial: Cien Imágenes de nueva cuenta estará disponible al público tamaulipeco a partir del próximo mes de agosto según nos hemos enterado.
El proyecto que nació con el CCT allá por los ochentas, siendo director del mismo el doctor José Luis Pariente Fragoso ha “cuajado”, se ha consolidado en el gusto de la población, y lo más importante es que las autoridades han pasado sexenio tras sexenio y se ha mantenido esta tradicional muestra fotográfica.
No sucede lo que con programas que cambian de nombre, logotipo y hasta de beneficiarios.
Hablar de Cien Imágenes es hacer remembranza de esos tiempos en que no juntábamos las fotografías y teníamos que hacer de todo para poder ofrecer la muestra con la calidad propia de los tamaulipecos.
Eran tiempos en que se utilizaba la galería del CCT, porque Cien Imágenes es una exposición a todo lujo, es una muestra muy especial en todos sentidos, porque participa Victoria, sus voces, sus almas… su gente.
El espacio que se abriera hace ya casi tres décadas fue el primero en su tipo para los fotógrafos. Por lo general, no había muchos sitios donde exponer, y José Luis pensó en abrir este escaparate para que pudiéramos mostrar nuestros trabajos, fruto del esfuerzo y conocimientos, experiencias o sensibilidad de cada uno de los que hemos pasado a través de los años por Cien Imágenes.
Hoy, con nuevos artistas y fotógrafos, cuando la tecnología nos permite facilitar la captura de imágenes, cuando podemos con un clic guardar o borrar una o mil creaciones, hay una gran diversidad en el arte de fijar y reproducir objetos, hoy, en un dispositivo electrónico, antes, en cristales de plata.
Han cambiado los soportes mas no la esencia fotográfica. Esta sigue igual: depende totalmente del gusto y la sensibilidad de quien se siente fotógrafo, de quien sabe hacer una imagen para transmitir cualquier tipo de mensaje.
Este año se puede participar con dos a cuatro imágenes, en formato mediano, es decir, 16 x 20 o 16 x 24 pulgadas –de acuerdo al formato de la cámara- y se deberán entregar como se hace en las grandes exposiciones: sin marco ni María Luisa o algo por el estilo. Se evalúa la fotografía mas no el decorado de ésta.
Nos recuerda Adriana Galván que hay que entrega cuanto antes las imágenes para su clasificación: tenemos hasta el 5 de agosto para entregar las mismas, y luego se llevará a cabo la inauguración, específicamente el 14 de agosto, cuando se pueda visitar la exposición, en el atrio del Centro Cultural Tamaulipas.
Ahí permanecerán las fotos hasta el 14 de septiembre, para luego, poder recoger las mismas.
En las veintiséis versiones anteriores hemos visto desfilar a muchos colegas, amigos, aficionados, profesionales y de todo tipo de personas que tienen una liga importante con la fotografía. La calidad de las imágenes nos ha permitido ver el Tamaulipas –y otras partes del mundo- a través de los ojos de nuestros conciudadanos.
En esta ocasión, Laura Casamitjana refuerza la tradición y convoca de nueva cuenta a la muestra más representativa de la entidad. Un mes entero estará disponible para que podamos darnos una vuelta y apreciar qué es lo que se está haciendo hoy en día en materia de captura de imágenes a través de una cámara, celular, Smartphone, tableta o algo por el estilo. Todo se vale, menos denostar la creatividad.
Si usted es amante del arte de Daguerre y Niepce, seguramente estará ya pensando en qué presentar a la consideración del comité de selección de Cien Imágenes. Bien vale la pena hacer el esfuerzo.
La tradición de la fotografía tiene una nueva ventana. Hay que aprovecharla.
Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)