La Chikingunya en México

Suena raro pero es real: Chikungunya es el nombre del mosco de la especie “aedes” que está ahora en el ánimo de las autoridades de salud, y se hacen esfuerzos por combatir esta enfermedad tropical que tiene sus problemas públicos y puede ser causante inclusive de una muerte súbita.
Originaria de Tanzania, Chikungunya, en idioma makonde y que significa “hombre que se dobla” es precisamente un problema de salud que hace que el individuo caiga como vapuleado.
Por lo general no se combate mas que con reposo, ya que no hay vacuna para combatir el chikungunya; entre 3 a 7 días que ocurre la picadura comienza su efecto en el organismo, principiando con un intenso dolor articular que puede ser acompañado de dolor de cabeza, sarpullido e inflamación de las articulaciones provocando un fuerte dolor en ellas.
Otra de sus características es que puede uno ser contagiado en distintas ocasiones, no así el tradicional dengue que infecta el mosco Aedes aegipty, y que cuando somos víctimas de él generamos anticuerpos, lo que significa que quien tuvo dengue difícilmente puede volver a tenerlo. El Chikungunya no es así, y puede uno estar saliendo del cuadro de la enfermedad y ésta volver a presentarse en el mismo organismo.
El Chikungunya se presenta por vez primera en las islas del océano Índico, para extenderse por India, Asia, Europa, allá por el año de 2007, y llegar a América alrededor del 2013, y desde entonces no ha podido ser erradicado.
Los síntomas pueden confundirse con los del dengue o del paludismo, y recordamos, es acompañado inicialmente de una fiebre con temperaturas corporales superiores a los 40 grados. Al quinto día puede aparecer eritema muy dolorosa en articulaciones, y puede también aparecer meses después de la primera crisis de salud que ocasionan este mosco.
Para un diagnóstico aecuado se lleva a cabo mediante una prueba de hemoglutinación indirecta o a través de la prueba de ELISA.
Su mortalidad digamos que es baja -0.4 por ciento- y su contagio se presente por lo general en niños y adultos mayores, es decir, la población m´s vulnerable. Importante resulta aclarar que no se transmite entre seres humanos: se requiere necesariamente el vector –mosquito- que joroba el organismo y provoca tantos problemas de salud.
Es posible que una mujer embarazada contagie a su hijo cuando se encuentra en su vientre; las investigaciones registran problemas de lesiones neurológicas en este singular caso.
No se puede curar el Chikungunya, pero los síntomas principales que son el dolor articular y la intensa fiebre se pueden controlar a través de medicamentos que solamente el médico puede diagnosticar, en caso de que alguien que conozcamos tenga ese problema de salud.
En nuestro país, nuestro querido México se han presentado 14 casos de enfermos con Chikungunya, básicamente entre mexicanos que no han tenido la oportunidad de viajar fuera el país. Su principal foco de latencia es el estado de Chiapas.
En este caso, la recomendación de la Secretaría de Salud de Tamaulipas y el país es tomar medidas preventivas similares a las que conocemos para enfrentar el latoso dengue que se presenta como clásico y hemorrágico. El asunto es tener las medidas y acciones pertinentes para evitar encharcamientos y acumulamiento de agua donde se crían las larvas de estos animales tan peligrosos como pocos.
El Chikungunya es una enfermedad tropical, cierto, pero el caso es que tenemos que adoptar las medidas necesarias que nos permitan vivir tranquilos y sin estas complicaciones de salud.
Más información nos la proporciona la Secretaría de Salud que encabeza el doctor Norberto Treviño García-Manzo. Vale la pena tomar en cuenta este aviso, por favor.
Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)