Moto pizzeras

0

Mucho ha llamado mi atención las declaraciones de funcionarios gubernamentales de diversos niveles, cuando pretenden hacer corresponsable a la sociedad por la inseguridad que vivimos en el país.
Tanto se ha divulgado ese tipo de declaraciones, que ya se escucha en pláticas de café, en las oficinas y escuelas, que la pérdida de valores en las familias mexicanas ha provocado la creación de grupos delincuenciales.
Los investigadores sociales debieran hacer estudios con diversos enfoques metodológicos para intentar saber la realidad sobre el origen de la delincuencia organizada y puedo anticiparle que si bien es cierto las cuestiones morales de la familia, esos serán factores últimos de las verdaderas causas de la inseguridad.
Una verdad innegable es que las autoridades son dueñas del micrófono, por eso siempre lo tienen en la mano, lo que no pasa con las familias que nadie defiende de esos ‘golpes’ mediáticos.
La sociedad al verse vulnerada con la guerra de comentarios informales y de las redes sociales sobre la inseguridad local, pero busca el reto, realiza pequeños actos ilícitos, no para ser castigados, sino más bien para buscar ‘venganza’.
En la capital de Tamaulipas, la conducta pública de quienes manejamos un vehículo de fuerza motriz, quizá en los últimos años, ha dejado mucho que desear, cuando las estadísticas de accidentes viales han crecido sustancialmente.
Si no se ha percatado de lo anterior, le sugiero observe la forma de manejar de todo mundo, desde un vehículo automotor hasta una bicicleta, pasando desde luego por autos y camiones de todos tamaños y lo mismo de uso particular, público o gubernamental, incluyendo los tres niveles.
Es asombroso el número de autos, motocicletas, camiones o microbuses que pasan a toda prisa con la luz amarilla y hasta roja del semáforo y pese a los bocinazos con el claxon de quienes ya tienen la luz verde, los infractores ni voltean a ver a sus ‘víctimas’.
Desde luego que la recomendación que muchos tenemos en cuenta es que cuando está uno detenido por la luz roja de un semáforo y ésta cambia a verde, lo mejor es revisar ambos lados de la calle a cruzar para verificar que no hay algún infractor que se ‘esté pasando de vivo’.
Le advierto que no hay un sector especial donde este fenómeno se presente. Por todos los rumbos de la ciudad suceden accidentes porque la gente se pasa la luz roja del semáforo. No es significativo de un sexo o edad, porque lo mismo sucede en hombres que en mujeres y desde muy jovencitos hasta conductores de la tercera y cuarta edad.
Por un tiempo los motociclistas repartidores de refacciones, pizzas, tortas y correspondencia se caracterizaron por ser quienes cometían el mayor número de infracciones de tránsito al rebasar por la derecha, al circular con exceso de velocidad, viajar en contra sentido, pasar la luz de alto, etc. El registro de estos accidentes fue elevado.
Sin embargo pareciera que al ciudadano común le entró el ‘complejo del pizzero’, cuando abrimos la sección policiaca de los diarios locales y leemos que conductores de autos se pasan la luz roja del semáforo y causan accidentes.
La mayor parte del tiempo se dio el respeto a la luz roja del semáforo. En estos tiempos, los conductores pueden estar detenidos con la luz roja y muchas veces sin precaución ‘se vuelan el alto’.
Usted valore… sobre todo la vida propia y la de los demás. Quítese el complejo de pizzero
Antes de cerrar este espacio y en un cambio radical de tema, le comento que llamó mi atención una declaración del presidente Nicolás Maduro de Venezuela.
El mandatario que le hablan los pajaritos dijo que gusta de ver un canal de la TV española y que gusta de un programa llamado “Aquí no hay quién viva” alabando la actuación, el guión y lo entretenido… Es la primera vez que escucho una declaración de tal magnitud.
El presidente Maduro también declaró que el canal de TV Antena 3 de España transmite tanta información sobre Venezuela que con seguridad si lanzara su candidatura por la presidencia, también ganaría las elecciones en España.
No cabe duda que lo que no se hereda, se hurta y Nicolás Maduro seguramente ha robado del difunto Hugo Chávez las extravagancias.
Comentarios: mario.vargas@starmedia.com

(Visited 1 times, 1 visits today)