¿Tete a tete político?

0

-Se politizó el caso del “laguito”
-Los actores se van a los extremos
-Dejaron crecer un asunto menor

DESDE la semana pasada, mucho se ha comentado acerca de la obra de remodelación que lleva a cabo la administración municipal panista en el lugar de esparcimiento conocido como “el laguito”.
Un grupo de ciudadanos ha criticado los trabajos luego de que, a su juicio, se ha ocasionado un impacto ambiental lesionando a la fauna y flora de esa resaca natural.
El caso es que los inconformes crearon una pagina en las redes sociales denominada “Salvemos al Lago”, por lo que el asunto, según parece, se sobredimensionado.
Mientras la autoridad municipal y el departamento de Control Ambiental aseguran que no pasa nada, los inconformes afirman que el uso de sulfato de calcio para formar la represa ha contaminado el agua de ese estero y, además, el desagüe frente al embarcadero ha provocado mortandad de peces y tortugas varadas en el lodo, entre otros daños al ecosistema.
Por tal motivo, el pasado fin de semana se apersonaron en el laguito los diputados JUAN PATIÑO CRUZ Y FRANCISCO ELIZONDO, los regidores MARIO ALBERTO CORTEZ e HILARIO GONZALEZ, además de los integrantes del frente ciudadano inconforme, ALEJANDRO GARCIA CONTE y VIRGINIA CASTILLO.
Ante supuestas o reales fallas en el procedimiento protocolario para ese tipo de obras que se realizan en espacios públicos, legisladores, ediles y ciudadanos que no están de acuerdo paralizaron los trabajos hasta en tanto se realicen todos los trámites ante las instancias correspondientes y se compruebe que no existe impacto ambiental ni daño al ecosistema. No obstante, los trabajos se reiniciaron el pasado lunes, aunque hubo de suspenderse la elevación de la represa ante la protesta de integrantes de una familia mediante la colocación de una manta. Ayer por la mañana, los encargados de la obra solo se dedicaron a desaguar el área en donde se construirá el embarcadero.
Lo malo del caso es que todo hace indicar que el “asunto del laguito” se ha politizado con todo y que los actores directos, afirman lo contrario.
Al margen de quien finalmente tenga la razón, lo cierto es que un tema aparentemente menor ha tomado otras dimensiones a través de las redes sociales.
Si desde un principio se hubiese publicitado a la sociedad en qué consiste esa inversión federal para el rescate de espacios públicos, no se hubiera presentado el actual problema mediático que tiende a politizarse y, acéptese o no, daña la imagen de la primera mujer alcaldesa en la tierra de Rigo Tovar.
Si el Secretario de Desarrollo Urbano, el ingeniero DE LA GARZA, hubiese explicado a tiempo los beneficios que esa obra dejará a los matamorenses y comprobado que no existe daño al medio ambiente, no se hubiera presentado la actual reacción ciudadana, justo a algunos días del descalabro político del actual equipo en el poder municipal.
Desde una óptica que pretende ser lo más objetiva posible, queda claro que en ambas posturas existen criterios extremistas. Por un lado, una autoridad que se niega al diálogo y a escuchar voces discordantes, y por el otro, argumentos tendientes a magnificar un supuesto daño ambiental.
De acuerdo a la explicación del secretario de Desarrollo Urbano la construcción de la represa es para desaguar una parte del lago y colocar una plancha de concreto en el embarcadero. Posteriormente, de acuerdo al informe oficial, las decenas y decenas de metros cúbicos que se hayan utilizado serán retirados.
Al respecto y sin mayor sustento de conocimientos de ingeniería civil, aparentemente se trata de una técnica demasiado cara para ese fin, tomando en cuenta el costo y acarreo del cuantioso volumen de tierra y su posterior retiro al concluir el tendido del concreto, para que el agua vuelva al cauce original.
También, justo y objetivo es mencionar que a pesar de las afirmaciones de las voces discordantes, salvo las tortugas que quedaron varadas entre el lodo, la fauna continúa en el resto del laguito.
Además, es falso que en la represa se haya utilizado sulfato de calcio de la Química Flúor. Si acaso en los tres primeros acarreos se hizo uso de materiales provenientes de alguna obra en demolición.
Ahora ¿quién tiene la razón? Serán las autoridades competentes las encargadas de deslindar responsabilidades.
Y hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)