Tercer destape, tercero

0

Cd. Victoria, Tam. – En Tamaulipas y en todo el país, hoy día resulta difícil imaginar un escenario donde el exdirigente panista RICARDO ANAYA pueda ver frustrado su empeño de convertirse en candidato presidencial.
Lo haría por una tercia de partidos inicialmente denominada “Frente Ciudadano por México” y de última hora renombrada “Por México al Frente”.
Ello, a menos que el único adversario fuerte del PAN, el exgobernador RAFAEL MORENO VALLE, hiciera la hombrada de convencer a una asamblea que (como el mismo poblano reconoce) está dominada por ANAYA.
Lo cual dista mucho de ser casualidad. Finalmente, los vaticinios de FELIPE CALDERÓN resultaron ciertos.
El férreo control partidista y la colosal autopromoción personal de RICARDO en millares de espots televisivos tenían un solo objetivo. Imponerlo.
De todos los tuits que subió FELIPE el fin de semana, vale la pena destacar tres:
– “El PAN, que era el partido democrático por naturaleza, cancela internas; su dirigente abusa del poder y se autonombra candidato, dos partidos más le sirven de tapete. Y todavía hay el cinismo de llamarle día histórico para la democracia. Chale.”
– “Es la verdad de lo que está pasando. Es inaceptable ahora y lo era hace algunos meses que se supo lo que pasaría.”
Y en referencia al nuevo dirigente albiazul, el abogado sonorense DAMIÁN ZEPEDA, el exmandatario fue más duro:
– “#PatánZepeda será el presidente más inculto e inescrupuloso en la historia del PAN. Qué pena.”
Importa aterrizar esto en Tamaulipas porque las simpatías no desaparecen por decreto. Y menos en un partido con una tradición de contiendas internas creíbles y efectivas.
Por citar algunos ejemplos, la cercanía de ELVA VALLES y RAMÓN SAMPAYO con MORENO VALLE, la de LYDIA MADERO con MARGARITA y, desde luego, los institucionales que están con RICARDO.
Otro señor de apellido CALDERÓN (PACO, caricaturista de REFORMA) publicó este domingo una reflexión gráfica donde visualiza a los perredistas en la soledad de la urna, sufragando por AMLO.
Ello, mientras el electorado albiazul se dividiría entre el voto partidista por ANAYA, los fieles de MARGARITA y quienes logre cooptar MEADE, por su participación en los gobiernos de FOX y CALDERÓN.
En el PRI no costó trabajo imponer el dedazo. Muy apenas patalearon personajes como la exgobernadora yucateca IVONNE ORTEGA y el senador EMILIO GAMBOA. Aunque los aplacaron rapidito.
El mismo MIGUEL ANGEL OSORIO hizo votos de disciplina partidista al declarar en charla televisiva que él no sería “el MANUEL CAMACHO” de esta contienda, en referencia a la rebeldía del exregente capitalino contra el destape de LUIS DONALDO COLOSIO en 1993.
Aunque ello no impide que, en el mediano plazo, siga los pasos de MANUEL BARTLETT.
En MORENA, donde AMLO lo es todo (fundador, dirigente, ideólogo, candidato) el autodedazo tampoco tiene vuelta de hoja.
Todo se decide en un círculo minúsculo. La llamada “Cuna de Lobos” con YEIDCKOL POLEVNSKY (en el papel de CATALINA CREEL) y los tres hermanos LÓPEZ BELTRÁN como figuras centrales.
En cuanto a la coalición “Por México al Frente”, su nueva denominación se antoja desprovista de marketing. Débil proclama de batalla, cuya preposición inicial (tres letras) dificulta su exclamación de un solo aliento.
El primer nombre parecía mejor armado con un sustantivo (Frente), seguido de un adjetivo (Ciudadano) y la preposición (por) hilando un nombre de alto impacto (México).
El primer concepto tenía hasta logotipo, incluyendo la imagen de una flama con tres colores. El azul, en dos tonos, del PAN, el amarillo del PRD y naranja del MC. A ver qué inventan ahora.
Finalmente, mucho me honra la hospitalidad del licenciado ANTONIO VILLARREAL SALDIVAR, presidente del periódico EL MERCURIO, donde a partir de hoy se publica esta columna.

BUZÓN: lopezarriaga21@gmail.com
WEB: http://lopezarriaga.blogspot.com

(Visited 1 times, 1 visits today)