Se sienten abandonados en el campo

0

Reynosa, Tamaulipas.- Mario Eloy Guerrero, campesino del ejido Plan de Ayala ( municipio de Reynosa), resultó con afectaciones del 100% en la siembra de sorgo, tras la pasada onda gélida. El campesino, ahora pide al gobierno apoyo para poder resembrar su tierra, “se murió la plantita y hay que volver a sembrar para poder tener esperanza de tener una cosecha”.

“Estamos pidiéndole a nuestras autoridades del gobierno del Estado para que nos apoye con semilla para poder volver a sembrar, ya que habíamos hecho el gasto y nos quedamos sin dinero, ya que no tenemos apoyo financiero de ningún tipo”.

Tras 30 años dedicándose a la siembra de sorgo, es la primera vez que le toca vivir una situación así, pues ya en el 2011 se presentó una helada, pero no tan intensa como en la que en días pasados se vivió, “en aquella ocasión sí se pudo seguir adelante con los cultivos, pero este año si se murió, porque fue toda una semana completa de mucho frio y con temperaturas debajo de 5 grados bajo 0”.

Para Mario Eloy, la situación es difícil así como para miles de campesinos de Tamaulipas que han resultado afectados, aunque la mala racha ya viene desde hace años tras el abandono del gobierno, pues los programas que antes se aterrizaban a los ejidos por parte del Estado y Federación ya han desaparecido, por lo que esperan que en esta ocasión se les cumpla con lo que les han prometido, sobre todo el Estado, con quien ya han tenido un acercamiento directo.

“Pues ya tenemos cinco años con cosechas demasiado bajas, desde el 2017 que fue una sequía tremenda donde no cosechamos nada, cero cosecha, y ya los siguientes años habido cosechas de un 30-40% de lo que pueden producir las tierras, por sequía o por exceso de agua; el año pasado fue granizada en el día viernes santos –en abril- y luego vino fuertes precipitaciones que echaron a perder la cosecha, primero tumbó el granizo y luego el agua inundó todo aquello, esperábamos levantar cuatro toneladas por hectárea y levantamos menos”.

“Antes teníamos apoyo del proagro y ahora ya no tenemos nada. Teníamos fideicomisos para la agricultura que nos daban crédito, y ahora ya no tenemos apoyo, el dinero ese lo están empleando en otras cosas, que tampoco sabemos para qué, si, estamos muy abandonados realmente”.

(Visited 1 times, 1 visits today)