Cuentos de Águilas

0

Cuando las águilas se encontraron en las alturas, sabían que el espacio no era suficiente para dos; que las cañadas y riscos de Sierra Madre Oriental, no serían suficientes para la caza y la supervivencia, se iba una o se quedaba la otra, pero espacio compartido no había.

Una era guinda, la otra azul, el pelaje estaba curtido en ambos casos, en luchas permanentes contra un sistema hegemónico en todo el territorio rocoso, y nadie en esa lucha perenne, tenía tanta experiencia como estas dos águilas, que se encontraron de pronto en una guerra civil.

Si el león es el rey de la selva, en el aire, no hay quien supere al águila, pero el águila real es color guinda, en sus fotos parece media famélica, pero con el poder que da el estado, el bosque y la pradera. En un estado salvaje, las 2 garras del ave y su envergadura, hacen palidecer a los pajarillos silvestres, pero con otra especie de su tipo, la lucha se vuelve singular.

El Águila Azul, nativa del Sierra Madre Oriental, está acostumbrada a los grandes choques, al golpe fuerte y al ataque de sus adversarios, la guerra sucia, la acusación y los ataques en su contra, siempre han sido a la largo de su vida política, su plataforma la construyó con las piedras y rocas que lanzaron sus adversarios y el poderío jurásico durante más de 15 años.

Pero hoy las circunstancias han cambiado, el águila guinda está llena de rencores, la división ideológica de los habitantes del bosque es su mejor arma, y el ataque sus enemigos, los hace desde un púlpito de privilegio; su lucha es también de praderas, bosques, pantanos y selvas, y en cada una de esas contiendas, se acumuló el odio y la filosofía de un estado paternalista.

Pero el águila real en pleno vuelo, no ve hacia abajo, y pone en la cruz a quien interfiere en sus vuelos, gobierna con ideologías, sin medias tintas y con un odio hacia las clases pudientes, de tierra y de aire. No hay medias tintas, es negro o blanco, los tonos grises desaparecieron del mapa selvático.

Se han topado dos aves hechas en la lucha, aunque una de menor tamaño, no deja de ser un adversario de peso completo, desde la planicie del Río Bravo y la vieja estación del ferrocarril, comenzó su ascenso siempre en la adversidad, su andar por mezquites, las anacuas y retamas, curtieron su plumaje e hicieron una verdadera águila en vuelo.

No hay margen para los errores, es todo o nada, sin adversarios no hay lucha y sin oponentes no hay campeones, en pleno vuelo, se toparon dos águilas y la contienda está por demás interesante.

Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

Ayer la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz, dio a conocer que, es la ciudad que más genera empleos, que sigue siendo el motor del desarrollo de la entidad y sus ofertas de trabajo están abiertas para todos los que deseen un puesto laboral.

Se ofrecen 1879 vacantes y hay 1400 buscadores de empleo, datos arrojados al inicio de la feria virtual del empleo. Del mismo modo, se informó que se recuperaron en tan solo 4 meses, los empleos perdidos en la crisis de la pandemia de covid-19. Cuando la curva de contagios fue la más crítica y hubo la necesidad de cerrar negocios y prestaciones de servicios.

El edil Ortiz Domínguez invitó a los reynosenses y tamaulipecos que lo deseen ingresar a la sala virtual del empleo del ayuntamiento, a través de su página web, donde 93 empresas aun cuentan con plazas laborales formales.

chanorangel@live.com.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)