Nuevas ideólogias de la derecha

 

Las legisladoras Lilly Téllez y Margarita Zavala han ganado reflectores en las recientes semanas dentro y fuera del Partido Acción Nacional porque han sido las responsables de generar una ola informativa de largo aliento que tiene como propósito poner en jaque la gestión presidencial de Andrés Manuel López Obrador pero que ha degenerado en definir a la organización azul como la principal fuerza electoral de la derecha. La buena noticia es que son dos mujeres destacadas las que han dado pruebas de su capacidad para ser oposición tanto en las tribunas como en los medios y en las calles; la mala es que han precipitado los acontecimientos con acciones tan deleznables como el respaldo al español Santiago Abascal, dirigente del partido Vox, organización que reivindica a la dictadura franquista como positiva para el mundo, además de oponerse al trato humano a los migrantes y condenar al movimiento gay así como a la equidad de género.

La senadora Téllez llegó a la cámara haciendo fórmula por MORENA con el actual gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, pero meses después de tomar protesta se declaró sin partido por considerar que tenía muchas discrepancias con el presidente AMLO. Como es harto conocido, la experiodista se adhirió a la bancada del PAN desde donde se ha dedicado a lanzar misiles declarativos contra el gobierno federal aunque vale mencionar que algunos de sus nuevos compañeros de partido no comparten sus estridencias, sus insultos y frases vitriólicas que con frecuencia se convierten en bumerang dañando la ya maltrecha imagen del partido conservador. Entre los aliados del PAN también hay resistencia contra Lilly porque consideran que no sigue ninguna plataforma política, solamente se deja llevar por sus fobias; otros más críticos sostienen que la exempleada de Televisión Azteca hace el ridículo ante los medios.

El caso de la diputada Zavala es distinto porque ella ha sido primera dama de la nación del brazo de su marido Felipe Calderón con quien comparte aventuras políticas también pero ha cobrado notoriedad cuando el PAN la designó para que fijara su posicionamiento ante la cámara baja. Aquello se convirtió en un espectáculo donde los conservadores volvieron a demostrar que les falta operación política porque las bancadas de la izquierda recordaron el tema de la guardería ABC de Hermosillo donde murieron decenas de niños en una institución privada propiedad de una prima del matrimonio Calderón Zavala. Evidentemente que la participación de la extitular del DIF nacional resultó un fiasco que mermó considerablemente la ya alicaída imagen del grupo panista. Quizás la consecuencia más grave del protagonismo de las mencionadas legisladoras sea la ruptura de la alianza con el PRI cuyos congresistas han comenzado a votar con MORENA. Al parecer, al priismo le será más rentable apoyar al actual régimen federal que seguir de aliado con la ultraderecha. El PRD simplemente languidece.

Conocí a Margarita en el ejido la Misión de Victoria cuando vino acompañando a su esposo que entonces hacía campaña por la presidencia de la república. Aquella ocasión una doctora de Tula nos preguntó a un grupo de periodistas que si votaríamos por Calderón y se hizo un incómodo silencio. Como con frecuencia soy imprudente, yo le dije a la mencionada profesionista que yo votaría por cualquier partido, menos por uno tan conservador como el PAN. En eso se acercó la señora Zavala a saludar y la doctora le dijo: cómo ves Margarita, aquí el compañero dice que no votaría jamás por Felipe; entonces la ahora diputada sonrió serenamente y dijo: así es la democracia, yo les agradezco a los señores de los medios que cubran este acto pero tengo que decir también que cada quien es libre de votar por quien desee. Desde ese momento me quedé con la impresión de que es más inteligente que el expresidente Calderón y ahora no me extraña que, junto con la Téllez sea la principal ideóloga del PAN. Muy curioso porque la experiodista Lilly llegó al panismo desde MORENA y la Zavala acaba de fracasar en su intento de registrar un nuevo partido, creo que se llamaba México Libre.

MONSEÑOR ÓSCAR Efraín Tamez Villarreal fie designado como nuevo Obispo de la Diócesis de Victoria, el número 5 desde que fue creada en 1964. Nombrado por el Papa Francisco, fue a través de un comunicado en su sitio oficial de Facebook que la Conferencia del Episcopado Mexicano dio a conocer el nombramiento del quinto Obispo de la Diócesis «Le deseamos un fecundo desempeño en su nueva encomienda Episcopal que el Señor le ha confiado», se lee en la publicación. Según sentido-comun.com.mx, al nuevo jerarca le antecedieron: Antonio González Sánchez, Raymundo López Mateos, Alfonso Hinojosa Berrones y José de Jesús Tirado Pedraza.

Al emitir un mensaje, mencionó: «Les saludo con los mejores deseos de bendición; el Santo Padre ha hecho público el nombramiento de un servidor como quinto Obispo de Ciudad Victoria, debo decirles que respondo con la confianza en Dios construyendo nuestra propia historia de salvación, con la humildad de un discípulo que se descubre enviado a la Diócesis». El nombramiento se da después que el pasado 30 de marzo el Papa aceptara la renuncia por cuestiones de salud del entonces Obispo Antonio González Sánchez. Tamez Villarreal nació en 1973 en Allende Nuevo León y al momento de su nombramiento se desempeñaba como Obispo auxiliar de Monterrey.

Correo: amlogtz@gmail.com

(Visited 1 times, 1 visits today)