¡Tamaulipas, el punto de quiebre!

0

El sábado como quedó demostrado en el Polyforum de Victoria capital, César Augusto va por todo, con todo y con todos, por la gubernatura de Tamaulipas, y dejó pasmado a muchos incrédulos que aún siguen pensando que con el simple hecho de la popularidad del presidente pueden ganar una contienda.

Después del sábado, la historia cambio, hay un antes y un después, y desde ese día, ni el senador Américo Villarreal, Adrián Oseguera, José Ramón Gómez Leal, han dicho nada, y sus sueños parecer estar en el púlpito de las meditaciones.

Desde ese día el único que ha hecho apariciones es Rodolfo González Valderrama, y como primer paso se allego de gente probada y con resultados de trabajo comprobados, no de paleros y lisonjeros, como los trae a su alrededor el senador Villarreal, o el discurso mentiroso de Héctor Garza, el Guasón, que se asume como oficial mayor, pero no es oficial mayor de una secretaria de estado.

González Valderrama, ha conformado un equipo de gente profesional en la materia política, dentro de ese paquete está el matamorense César García, quien coordina sus aspiraciones, callado también está Oscar Luebbert, el colega Javier Terrazas, Fernando Azcárraga de Tampico, y los hermanos Villarreal Terán del Mante.

Todos estos personajes están trabajando sin reflectores en las aspiraciones de delegado de programas sociales en la entidad, mientras su equipo trabajo, Valderrama recorre el estado y se hace sentir en los municipios, sobre todo aquellos gobernados por Morena. Donde se tendrá cualquiera que sea el resultado y su candidato, una plataforma firme de lanzamiento político electoral.

La llegada de delegado de la 4T, a la entidad se hace para que sea este quien se posicione y tome el control político de la entidad, sea quien amarre y acuerde con los distintos grupos políticos en cada región del estado y sea quien comande si así fuera el caso, la contienda electoral el próximo año.

Uno de los inconvenientes es que el tiempo es muy corto, los números de las encuestas, no dan la punta al delegado, pero no hay peor lucha que aquella que no se hace, las decisiones se tendrán que tomar en las próximas semanas o entrando el año 2022, es decir en unos 3 meses, sin embargo lo hecho en este momento será factor fundamental para una lucha que se tornara cerrada y competida.

En otro aspecto está claro que Tamaulipas no es Guerrero o Michoacán, que la batalla acá se vive y se siente de otra manera, mal harían los asesores y seguidores de los aspirantes en hacer caso de encuestas y números abultados, de irse con la finta de una fotografía irreal, en el fondo y con los pies en la tierra, la situación política de la entidad será de las más cerradas y competidas, de pronósticos reservados y con un claro sabor amargo para los engreídos.

Ya ha quedado de manifiesto quienes quieren, ahora la pregunta es saber ¿Quiénes pueden? Y de ahí sacar las conjeturas pertinentes. El punto de quiebre puede ser Tamaulipas.

Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

En Reynosa Carlos Peña Ortiz, ha tenido un arranque de gobierno con acciones sólidas, continuando la transformación de obras y servicios en bienestar para las familias de todo el municipio.

El día de ayer, acompañado de la secretaría de desarrollo social, Hidilberta Velázquez Mendoza, y del delegado de SEDATU en Tamaulipas, Luis Armando Cortázar, recibió del gobierno federal, apoyos para el mejoramiento urbano.

Con estas acciones Reynosa, cimienta el bienestar familiar, el apoyo a educación y deporte, y da una esperanza a miles de reynosenses, que hacen posible, que el tejido social se solidifique de manera sustancial.
Para el alcalde Peña Ortiz, el buen entendimiento con los distintos órdenes de gobierno, han sido factor, para que las obras y servicios sigan creciendo y transformando la ciudad.

chanorangel@live.com.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)