Afecta COVID-19 y guerra Rusia-Ucrania a gasolineros

0

-Sin medidas del gobierno federal el litro de gasolina costaría 30 pesos.

Tampico, Tamaulipas.-La pandemia del COVID-19 y la guerra entre Rusia y Ucrania, ha afectado los precios de los combustibles y su logística, pero las medidas implementadas por el gobierno federal han controlado el costo de los combustibles, ya que de no ser así el litro de gasolina costaría 30 pesos, dijo José Ángel García, ex presidente de la ONEXPO.

Indicó que la situación que enfrentan es difícil por estas dos razones, ya que la primera ha dificultado el movimiento de combustible; mientras que la otra ha afectada de manera muy, muy importante, tanto los precios como la logística de los combustibles.

“A nivel mundial ha sido un impacto en todos los países ya que se restringieron ventas o compras de combustibles a ciertos países de Europa que dependían de los combustibles, ya sea de Ucrania o sobre todo de Rusia, ahora están requiriendo combustibles que se refinan en América, sobre todo en Estados Unidos y eso también ha incrementado mucho el precio de los combustibles”.

Expresó que hoy en día lo que pagan en Europa por un barco con combustible son cantidades del doble de lo que están pagando países como México.

“Entonces realmente esto hace que se escasee la disponibilidad de acceso a combustible; sin embargo, debido a los contratos que tiene México hasta este momento, no ha hecho falta combustible en el país”.

Manifestó que, se han recurrido a las importaciones, lo que hace que el combustible llegue a las terminales que están en las costas de México, sobre todo en el Golfo de México, y de ahí tener que llevar el combustible al centro del país para tener bien abastecida la República.

 

“Esto originó algunos cambios en la logística que en algún momento retrasaron algunos suministros. Sin embargo, el suministro hoy está restablecido y no tenemos inconveniente en tema de disponibilidad-producto en el país”.

Hizo hincapié en que afortunadamente las medidas del gobierno federal han permitido que el precio se haya mantenido.

“Hoy el precio, si no tuviéramos el apoyo del IEPS (Impuesto Especial sobre Productos y Servicios), si no tuviéramos el apoyo de los excedentes petroleros, hoy el precio estaría arriba de los 30 pesos el litro y estamos alrededor de los 20, 21 pesos”.

Además, precisó que el tema de la logística se ha venido regulando en las diferentes terminales y ya hubo terminales que no sufrieron impacto.

“Hubo terminales que sufrieron aglomeración, esto hizo que los períodos de llenado de las pipas se retrasaran, en vez de estar 4 horas a que se pudiera suministrar una pipa se llegaban a tener retrasos de hasta 3 días, esto no quería decir que no había producto, sí había producto sin embargo estaban sobre saturadas algunas terminales, específicamente la terminal de Madero, una terminal muy recurrida, llegaron equipos de transporte de los estados de San Luis Potosí, de Aguascalientes, de Guanajuato, de Zacatecas, Querétaro, el mismo norte de Veracruz, el mismo Nuevo León, fue de las terminales con más saturación de equipo para poder suministrar al centro de tráileres del producto que estaba llegando a través de la terminal marítima”.

Sin embargo, aseguró que actualmente se está trabajando al 100 % y se está buscando poder levantar inventario en terminales de distribución de PEMEX, que también sufrieron esa baja de inventario y que sin embargo el suministro en las estaciones de servicio está al cien por ciento regularizado.

(Visited 1 times, 1 visits today)