Hidrata a tus [email protected] con agua simple

0

En numerosas ocasiones hemos leído sobre los beneficios que aporta al cuerpo consumir la cantidad de agua simple necesaria. Sin embargo, son pocas las personas que tienen el hábito y contribuyen a fomentarlo principalmente a una edad temprana, lo que simplificaría mucho la vida de los más pequeños de la casa.

Comienza la época de calor y, por su naturaleza, al niño le gusta explorar el mundo, esto lo lleva a estar en constante actividad física, por lo que hay que tener especial cuidado con la cantidad de agua que pierde su cuerpo debido a procesos naturales como sudar e ir al baño.

De acuerdo con estudios publicados en la Revista Europea de Nutrición, alrededor del 60% de nuestros niños mexicanos no siguen las recomendaciones internacionales de ingestión diaria adecuada de agua; del total de líquidos que consumen al día, el 42% proviene de bebidas azucaradas y sólo el 32% de agua simple.

De acuerdo con Gloria Cervantes, Health Marketing de Bonafont®, los niños de entre 2 y 12 años de edad, requieren entre 800ml y 2 litros de agua diaria al día (que equivalen a 4 y 8 vasos de agua), contra los 488.5 ml. que en promedio actualmente consumen (menos de 2 vasos), de ahí la importancia de promover el agua simple como principal fuente de hidratación. Sin embargo, para algunas mamás, lograr que su pequeño tome más agua puede representar un reto, es por ello que Bonafont®, presenta sencillos consejos que pueden facilitar esta tarea:

1.- Enséñale que beber agua simple es divertido.

Genera retos al día, como juntar cierta cantidad de botellitas de 330 ml. vacías al día, para que luego juegue con ellas, también puedes inventar formas creativas de beber agua simple como agregar algunos cubitos frutales de hielo para que luzca atractiva para tu pequeño.

2.- Enséñale lo que el agua hace por su cuerpo y mente.

Haz un refuerzo positivo con argumentos racionales sobre cómo el agua simple ayuda a cada parte de su cuerpo a desempeñar las funciones necesarias para que él pueda jugar, aprender y concentrarse en la escuela, entre otras actividades.

3.- Predica con el ejemplo, consume agua simple frente a tus hijos.

Ayúdalo poniendo tú lo sugerido en práctica, muchos de los hábitos que adquiere un niño son por imitación, es importante que fomentes en casa que el agua simple esté disponible y visible.

4.- Haz que siempre lleve una botellita de agua consigo.

De acuerdo a los hallazgos de un proyecto para la prevención de la obesidad en escuelas públicas de la Ciudad de México, realizado por el Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINyS) del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), se reportó que la disponibilidad de agua simple para consumo en las escuelas es muy limitada.

Por ello, es importante que le enseñes a llevar siempre agua consigo y que la tome en distintos momentos, aunque no tenga sed, porque cuando esta sensación aparece es porque el cuerpo ya ha iniciado el proceso de deshidratación. Está comprobado científicamente que, tener al alcance agua motiva su ingestión, traer en su mochila/lonchera botellitas de agua Bonafont®, es una manera práctica de fomentar este hábito y a la par medir cuánta agua ha tomado en el día.

5.- Modifica hábitos

Durante el día hay varios momentos en los que los niños consumen bebidas: al despertar, durante el desayuno, el lunch, la cena, etc. Te recomendamos elegir alguno de éstos y sustituirlos, paulatinamente, por agua simple para que se acostumbre. Por ejemplo, en lugar de mandarle diariamente agua de sabor en su lunch, intercala algunos días una botellita de agua simple, hasta que puedas sustituirla por completo.

Recuerda que lo que enseñes hoy a tus hijos, te lo agradecerán mañana, ayúdalos a tener un desarrollo adecuado y crea en ellos un hábito de consumo saludable de agua.

Fuente:
cronica.com.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)